Foto por: Rocio Zorzenon

Ciencia y aventura en televisión con Reto Imposible

National Geographic estrenó Reto Imposible, una producción original que muestra las aventuras y experimentos de tres jóvenes científicos en el Amazonas.

Un ingeniero mecánico, una ingeniera mecatrónica y un experto en pop science; Carlos Fabila Garcinava, Gabriella Soares Caldeira Brant y Guilherme Hiroji Anraku Ikeda son los protagonistas de Reto Imposible, la nueva producción de National Geographic para Latinoamérica

A través de 8 episodios estos tres jóvenes tendrán que buscar la forma de construir los dispositivos necesarios para continuar en la aventura, desde un horno, un velador hasta un auto solar. 

Reto Imposible se desarrolla en las regiones del Amazonas y Jalapão, Brasil, un lugar en el que los participantes se enfrentan a inhóspitas situaciones donde la creatividad y la ciencia son las únicas herramientas que tienen para sobrevivir. 

Uno de los objetivos principales de Nat Geo es enseñar entreteniendo: “qué mejor que ver algo que te entretiene y que a la vez te hace más inteligente” dice Fernando Semenzato, cabeza de productos de National Geographic para Latinoamérica, con quien hablamos sobre Reto Imposible y la importancia de emitir contenidos científicos en televisión. 

¿Por qué utilizar el formato docu-reality para hablar de ciencia en Reto Imposible?

Me da la sensación que cuando se piensa en ciencia en general se piensa como algo aburrido: uy que difícil, que complicado, y lo que tratamos de hacer en Nat Geo es transmitir conocimiento de una manera entretenida. 

Por eso pensamos en este formato, es una aventura científica, son 3 científicos que en medio del Amazonas y del desierto tienen que construir distintas cosas, desde un zeppelin, hasta un auto solar, un horno, un velador, además se encuentran en el medio del amazonas, lo que lo hace muy complejo.

Los tres son científicos muy creativos y con las pistas que se les da tienen que armar lo que sea. Está inspirado en MacGyver, están a 40 grados, hay mosquitos por todo lado, dos concursantes hablan portugués y uno español, al principio fue un desafío pero finalmente se entendieron, así que se logró un programa divertido, incluso tiene lenguaje videogame. 

 

¿Cuáles fueron los parámetros para elegir a los concursantes?

Entrevistamos a 300 científicos para poder encontrar 3, no nos fijamos tanto en la edad sino en la personalidad, los tres participantes son muy diferentes y a la vez se complementan muy bien. 

Por ejemplo Gabi mide 1.40 c.m. pero tiene un carácter terrible, que te da pánico, está Guilhe el sentimental y Carlos que va para el frente, no tiene problema con nada y se anima a todo. 

Gabi tomó el rol de líder, los tres tuvieron muy buena química, y lo que buscábamos básicamente era que tuvieran una buena personalidad y a la vez un background científico interesante. Ellos decidieron participar porque les gustaba el desafío, el hecho de salir de un laboratorio y trabajar en otro lado. 

Tuvimos que entrenarlos con muchas cosas relacionadas con la televisión, tenían que narrar sus pensamientos, para que pudieran explicar todo y no mirar la cámara.

 

¿Cómo lograr que una persona, en este caso un televidente, sin conocimiento científico pueda entender qué está pasando?

En el casting que hicimos eso lo tuvimos en cuenta, buscábamos a alguien que ‘hablara humano, que hablara mortal’. Los chicos tenían la capacidad de explicar algo complicado de una manera simple, y eso también fue clave. 

 

¿Por qué elegir a Mario Ruiz, un youtuber, como presentador de Reto Imposible? 

Primero que todo Mario Ruiz es un amante de la marca National Geographic, sabíamos eso y sentimos que era una buena oportunidad, segundo es muy simpático, pensamos en hacer un desafío también para él, tenía que vestirse de traje, hacer un personaje. Sin duda lo que va a generar es una gran promoción de este contenido a través de sus redes. Tiene como 10 millones de seguidores, va a atraer público más joven del que acostumbramos a tener en Nat Geo. 

 

¿Por qué es tan importante para Nat Geo proporcionarle a la gente contenidos que educan y que a la vez son entretenidos?

Porque inspiran, a mi me encantaría que chicos de 18, 19, 20 años digan: wow la ciencia está buena, quiero estudiar eso. O sea, es más obvio ser abogado, médico, futbolista, pero es muy poca la cantidad de jóvenes que oímos decir que quieren dedicarse a la ciencia y es probablemente porque no está bien vendido. 

La idea es inspirar a que los jóvenes se hagan científicos, incentivar a chicos que digan está buenísimo quiero hacerlo.

 

¿Qué fue lo más valioso que les dejó Reto Imposible a los realizadores?

El hecho de ver que encontrás todavía chicos que se motivan con este tipo de cosas, cuando vas creciendo tu visión de la juventud es un poco apocalíptica, por lo que hacen, lo que escuchan y es gratificante ver que hay un montón de jóvenes que se inclinan por un pensamiento positivo con el cambio climático.

Nosotros solo utilizamos cosas reciclables para hacer el show, y descubrir que tienen un pensamiento positivo sobre lo que se puede hacer en el planeta y también que incentiven a otros jóvenes a hacer, a estudiar, a avanzar a mejorar a mi me pareció lo más lindo de Reto Imposible. 

 

Reto Imposible se transmite todos los jueves en National Geographic.

¿Qué te pareció este contenido?

Para comentar debe Registrarse

Enviar