"¡Qué se prepare todo el mundo! Pongan los frijoles en bajo que Superlitio va pa' la casa, a Medellín"

El 14 de septiembre, "Alejo" o "El Mono", como lo llaman sus amigos, se subirá por segunda vez a la tarima del Concierto Radiónica, pero esta vez en Medellín, en donde espera "reventarla durísimo" con Superlitio.

Quienes van a verlos por primera vez en el Teatro Pablo Tobón Uribe, cantarán en vivo éxitos como "Te lastimé", "Qué vo' hacer", "Viernes otra vez" y "No sé si volverá". Quienes los vean de nuevo, se llevarán sorpresas de los caleños, que ya trabajan en su próximo trabajo discográfico. 

"Colmillos" es el primer sencillo que conocemos del "Sultana - Manual Psicodélico del Ritmo Vol.2". Esta canción, que cuenta con un vídeo grabado en el Teatro Julio Mario Santo Domingo de la ciudad de Bogotá, durante la celebración de los 15 años de trabajo musical de la banda, está en nuestro Top 25

Hablamos con Alejo (Alejandro Lozano), guitarrista líder de la banda, quien, entre otras cosas, nos habló del trabajo que se viene para Superlitio con el productor argentino Tweety González, del proceso de internacionalización de la banda y de lo importante que es consolidar el funcionamiento de la misma como el de una empresa.

Desde su visión, por ejemplo, la compañía discográfica que se acerca a una banda y encuentra talento, es una imagen del siglo pasado. Lean la entrevista completa a continuación:



Alejo en acción
 

¿Qué significa para Superlitio ser parte del cartel del Concierto Radiónica 2013?

Señal Radiónica es un medio que desde hace mucho tiempo. Desde que era la Radiodifusora Nacional, nos ha apoyado como artistas. Estamos felices de ser parte de esta fiesta en Medellín, una ciudad que también queremos muchísimo. Allí hemos tenido la oportunidad de tocar y de compartir escena con amigos muy cercanos. El Teatro Pablo Tobón Uribe es un lugar legendario de la ciudad de Medellín y realmente estamos muy muy contentos. Sabemos que será lleno total y estamos preparándonos muchísimo para que sea una noche inolvidable. 

¿Qué recuerdan de su presentación en el Concierto Radiónica 2011? ¿Qué ha pasado con la agrupación estos 3 años?

La Media Torta estuvo llena en el 2010. Conservamos todos los audios y los vídeos, recordamos a la gente muy prendida, fue un evento muy especial junto a compañeros como Doctor Krápula, Don Tetto y otras bandas. Los conciertos masivos, gratuitos e impulsados por un agente cultural como Señal Radiónica, tienen una gran carga emotiva, te acercan mucho a la gente, realmente son momentos inolvidables y eso lo llevamos en el Corazón. 

Durante estos años hemos sacado discos, hemos hecho giras internacionales, hemos estado muy presentes en Colombia y hemos tenido conciertos inolvidables. Uno de ellos fue abrirle a The Cure, cerrar los Juegos Mundiales del 2013 en Cali, Valle del Cauca y celebrar nuestros 15 años, una presentación en el Teatro Julio Mario Santo Domingo de Bogotá y que quedó grabada en DVD. Hemos tenido unos años muy buenos y ante todo la presencia de Superlitio en Colombia ha crecido. Hemos estado en regiones que no habíamos visitado, ciudades intermedias en Boyacá, Tolima, en Pasto, y en muchos otros lugares que antes eran un sueño visitar, pero que por las condiciones y las circunstancias no lo permitían. Pero el momento ha llegado. Los festivales son cada vez más recurrentes, exitosos y conectan a la gente joven. 

¿Qué hizo Superlitio para encontrar un lugar propio en la escena nacional. Cuándo pensaron montar la banda lo hicieron pensando en un proyecto de largo aliento?

Es necesario que los proyectos musicales comiencen en la lúdica, en el encontrarse, en el desarrollarse como músicos, en el compartir, en el vivir, en el expresarse, es lo natural. Lo no natural es que los proyectos comiencen en los realities, en cosas abstractas, porque realmente no es el proceso natural de la vida; es como un árbol, crece la semilla, se va desarrollando, van saliendo los tallos, las hojas, las flores. Hace 15 años en Cali comenzamos como amigos que queríamos hacer música que no tuviera límites en cuando a géneros, que no tuviera límites idiomáticos, que no tuviera nada sesgado, que pudiéramos mezclar todo tipo de música y transmitir una energía de altiveza, de mucha emoción, pero respetando a la gente. Sin ser una banda de género realmente sentimos que para que los procesos sean viables, para que las industrias culturales crezcan, tienen que ser naturales, espontáneas. Así lo hemos hecho y eso es lo que tratamos de inculcarle a gente que viene atrás. A la gente que tiene la oportunidad de producir, les decimos que disfruten de sus ensayos, de sus primeros conciertos de sus primeras sonada en la radio y de sus primeras giras. Que hagan de esto un estilo de vida y que podamos hacer la industria cultural colombiana algo cada vez más inmenso, que es lo que se merece. 
 

 

¿Cómo funciona Superlitio como proyecto cultural? 

Superlitio siempre fue pensado como un grupo de amigos, los cuales sacan productos y funcionan como una empresa. La música es importante verla como un negocio, así como desde lo cultural; pero en lo primero es como si vendieras cualquier producto. Debes tener una estrategia, unas metas claras, unos pasos para alcanzar las metas, tienes reuniones administrativas, inversiones, facturación, todo lo que conlleva a hacer una industria y más en la industria cultural que es algo muy nuevo en Colombia. Lo  más importante de todo es la proyección, visualizar a dónde quieres llegar, lo que quieres ser, el cómo alcanzarlo lo dicta la vida. Si tú lo planeas y vas cumpliendo las metas, no hay forma de no realizarlo. Es algo de planeación, de jugar el juego completo, no solo lo lúdico, no solo los conciertos, sino también  jugar a sentarse a decir, "cómo vamos a hacer el disco", en dónde lo vamos a grabar, cuánto vamos a invertir, cómo será el sencillo, etcétera. Realmente, ahora con las redes sociales y con lo digital que nos ayuda a movernos, depende más de uno que de una compañía discográfica que llega y ve en la banda un talento musical. Ya eso se acabó, eso es del siglo pasado, ahora uno mismo se hace como artista, te masificas como artista y la gente se acercará a hacer negocios contigo en el mundo de la música. Así de simple.  

¿A qué creen que se deba la ausencia de bandas caleñas en la escena nacional?

Hay mucho talento en Cali. Es una ciudad culturalmente mixta. Hay mucha gente del Pacífico, del sur de Colombia; hay comunidades indígenas. Como somos la última ciudad grande del sur del país, recibimos todo el problema social del desplazamiento, del narcotráfico; pero en la parte artística es un caldo cultural; la música del pacífico de pocos años para acá ha crecido muchísimo de la mano del Festival de Música del Pacífico "Petronio Álvarez". Así la música del pacífico se ha introducido en la cultura caleña, ya no es solo la salsa. Todo esto, mezclado con la historia de Cali, hace que sea una ciudad de artistas legendarios como el Grupo Niche, Guayacán y otra cantidad. Lo que pasa es que la parte gubernamental no cree mucho en la cultura. Nosotros tenemos muy buenos actos con Corfecali, y se está tratando de que la evolución de la ciudad, unida a todo lo que ha pasado a nivel administrativo, produzca un sentido de pertenencia que la ciudad no tenía hace cinco años. Era una ciudad de gente emigrante, de situaciones de extrema pobreza, y gente olvidada del país. En este momento vemos que con obras de infraestructura como el sistema de transporte Mío, con eventos como los Juegos Mundiales 2013, y con la vocación de la gente por querer más a su ciudad, surgirán nuevos artistas, pero la gente se tiene que arriesgar a venir a Bogotá, a Medellín, a ver más sus proyectos no como una cosa local, sino nacional y mundial. Tenemos muy buenos músicos y sabemos que cada vez más habrá mayor presencia cultural caleña. Hay mucho por decir en el Valle del Cauca, hay un caldo humano muy bueno allá, un 'sancochazo'. 

¿Qué significan estos nombres para ustedes? 

"Superlitio": Ha cambiado mucho. Nosotros queríamos hacer una alegoría, queríamos que la música fuera divertida, energética, algo que fuera como una especie de placebo para lo que pasaba musicalmente en la época: hard core e histeria puesta en la música, respetando mucho los géneros y siendo fanáticos de bandas con música fuerte. Queríamos causar otro tipo de euforia en la gente. El nombre hasta ahora ha representado muchas bandas, pero Superlitio es en sí mucha energía. Tenemos canciones tristes, como todas las expresiones humanas, pero queremos tocar las fibras de la gente, que las canciones sean especiales y que la gente se identifique con ellas y se las lleve a conformar una parte de la banda sonora de su vida. Hemos tenido el placer de lograr que canciones nuestras sean parte del inconsciente colectivo del país,  como "Qué vo' hacer", "Te lastimé", "No sé si volverá" y queremos que le suceda a muchas otras.  

"Marciana": Fue nuestro primer disco, por allá en 1997. Fue hecho con las uñas, antes de pro tools, redes sociales, y de todas esas cosas que vemos hoy. Aprendimos muchísimo de cómo grabar discos, nos divertimos mucho haciéndolo. Fue la  primera vez que un grupo caleño sacaba un CD y hacía mercadeo. Realmente ha sido una aventura deliciosa tener una banda de rock.

"Sultana: Manual Psicodélico del Ritmo": Nuestro disco más reciente. Allí tomamos ciertos riesgos musicales y utilizamos formas alternativas de distribución. Sacamos 25mil copias a través de la Revista Shock y lo distribuimos en Colombia con un éxito rotundo, que era lo que esperábamos; que todo el mundo tuviera su "Sultana" en la casa como para recuperar eso que se había perdido a través del MP3 y de la tecnología; eso de tocar, ver, escuchar, repetir, cambiar, coleccionar, leer, presentar el disco y no los sencillos; que la gente se montara en el viaje y lo disfrutara caminando por todas las canciones todos los conectores que creamos. Eso fue recuperar ciertas cosas que con el mundo digital se han ido perdiendo en la música. Queríamos que la gente disfrutara el disco como una obra completa y no seccionada.

 

¿Cómo ha sido la internacionalización de Superlitio, en dónde se encuentran ahora?

Nosotros salimos de viaje desde el 2001, hace ya mucho años. Hemos trabajado con compañías americanas; hemos estado en México, Puerto Rico, Estados Unidos, Panamá. Ha sido una aventura bella, muy constructiva personal y musicalmente. Ahora vamos a tener una gira por Sudamérica; tenemos mucho interés en lo que es el continente; sentimos que es un momento muy especial en la coyuntura mundial porque la globalización tiende a que las regiones se identifiquen entre sí. Todo es tan inmediato que si no tienes raíces, y no tienes a los tuyos cerca, no existes.

¿Estuvimos hablando con Tweety González y nos dijo que trabajaría con ustedes en octubre ¿Qué nos puede decir de esta noticia?

Claro, Tweety ha sido un gran amigo nuestro. Hace 10 años hicimos un disco muy exitoso, "Tripping Tropicana", que fue nominado a Grammy Latino, a los premios Lo Nuestro, a premios nacionales y partió nuestra carrera en dos; nos dio una visibilidad nacional e internacional y nos enseñó cómo se hacían los discos modernos y su producción.  Vamos a tener la oportunidad de retomar el trabajo con él, de traerlo a Bogotá, estar con él y compartir una madurez musical diferente, en estudios propios, con una disposición muy diferente a la de la época en la que fuimos a grabarlo ese álbum a Los Ángeles. Entonces, será muy chévere porque Tweety es una biblia andante de la música. Ha hecho muchos discos y produjo muchos éxitos de Fito, Cerati y más. Siempre nos hemos entendido y él aporta demasiado desde la parte de la producción y desde su conceptualización, sus ideas, su teclado. Nos la llevamos en grande con el viejo Tweety; vamos a pasarla muy sabroso. 

Lean la entrevista completa con Tweety González

¿Qué pueden esperar los radiónicos de Medellín de su presentación en el Concierto del 14 de septiembre?

Van a ver un súper show, porque  tenemos muchas ganas de hacerlo. Realmente lo hemos meditado y hemos estado haciendo unos conciertos en teatros de Colombia y nos faltaba el Pablo Tobón Uribe de Medellín. Por fin tenemos la oportunidad con Señal Radiónica de y vamos a reventarla durísimo. ¡Qué se prepare todo el mundo por allá! Pongan esos frijoles en bajo que Superlitio va para la casa, va para Medellín.   


superlitio.com

¿Qué te pareció este contenido?