Las múltiples facetas de Nathy Peluso en “Calambre”

La artista argentina está nominada a los Grammy Latino por Mejor Canción Alternativa y Mejor Nuevo Artista.

Nathy Peluso llegó a la programación de Radiónica con su canción “Corashe”, un sencillo que nos permitió conocer a esta mujer que habla del poder de lo femenino y del amor propio. Aunque la industría y sus categorías señalaban a Nathy como una trapera, con el tiempo la argentina ha dejado claro que es un error encerrarla en un solo género. 

Sus EPs “Esmeralda” (2017) y “La Sandunguera” (2018) nos mostraron a una Nathy Pelusso con varias raíces musicales como R&B, salsa, pop y tango,  géneros que Nathy domina muy bien y en los que  impone su estilo. 

Nació en Buenos Aires, pero desde los 9 años vive en Barcelona, donde en sus calles y bares Nathy empezó a desarrollar su carrera artística. Luego llegó a YouTube, plataforma que le permitió dar a conocer su trabajo en diferentes lugares del mundo.

En este proceso ha sido amada por unos y criticada por otros. Lo cierto es que Nathy Peluso aprovechó este 2020 para dar a conocer “Calambre”, su primer álbum, el cual tiene 12 canciones que en su mayoría fueron compuestas en diferentes momentos durante su gira de “La Sandunguera”

En Tardes Radiónica hablamos con la artista sobre su nuevo disco y todo lo que ha llegado con este. 

¿A qué suena Nathy Peluso? ¿Cuáles han sido los artistas o culturas que han influenciado sus sonidos? 

Yo siento que sueno a mi música y que intento dar lugar a muchas cosas que me han compuesto, limitarlo a una etiqueta se me queda corto. Por eso prefiero hablar de que me influencian muchos géneros que admiro y me han acompañado a lo largo de mi vida e intento hacerles como ese tributo y altar de admiración, pasando así por el hip hop, el R&B, el neosoul, el tango, la salsa, el guaguancó, incluso la música brasileña me apasiona. No podría resumirlo en una palabra, entonces prefiero compartir mi pasión por todos los géneros y que la gente decida a qué le recuerdo.

 

Nathy Peluso es una feminista, ¿cómo ves a las mujeres dentro de la industria musical actualmente?

Siento que poco a poco va avanzando gracias a muchas mujeres que hacemos esta labor, nos representamos entre nosotras y siento una evolución. Esto forma parte de años y años de mujeres increíbles moviendo esta energía para representarnos y hacernos valer.

 

Hablemos de “Calambre”. ¿Qué tanto cambió el proyecto desde que empezaste a crearlo hasta hoy?

Mi propio disco no paró de sorprenderme desde que lo empecé a hacer. Ha sido un viaje de investigación y aprendizaje muy poderoso. Pensé que lo iba a componer en una sola ciudad y a hacerlo en el estudio y al final pasó por un montón de transformaciones. Lo desarrollé en un largo periodo de tiempo dado que estaba de gira y fui haciendo canciones poco a poco. Diversas etapas de mi vida me fueron inspirando, tiene diferentes partes e historias que conviven. También a la hora de trabajar con productores, músicos y arreglistas nunca imaginé que iba a llegar al nivel que llegué con este disco. Estoy muy agradecida y sorprendida siempre. El hecho, de que “Buenos Aires” esté nominada a mejor canción alternativa, entre otros logros, es para mi un orgullo y al final un resultado para el que uno nunca está preparado. Son reconocimientos me dan mucho impulso para seguir haciendo lo que amo. 

 

Nathy, seguramente cuando empezaste a escribir las canciones no esperabas escribirlas para premios o reconocimientos, pero cuando acabaste el disco, ¿pensaste que alguna de esas canciones tendría un potencial para convertirse en un éxito? 

No, la verdad que no. Yo soy muy crítica y muy dura conmigo misma. A veces subestimo el éxito profesional de mis canciones, simplemente las saco con ganas de que la gente las escuche. Nunca las compongo con alguna pretensión de ganar algo, porque yo siento que aun soy muy pequeña en esta industria y que me queda mucho por aprender. Entonces el hecho de sacar canciones que se están consumiendo es algo que no para de sorprenderme. Yo escucho algunas canciones como Buenos Aires o Sana Sana y digo 'que buenas que están’, pero creo que es por algo inocente. Vivo la música más desde mi niña interior, no planeo las cosas tanto, no imagino éxitos y luego me sorprenden. Espero no perder esto nunca porque me da muchas alegrías y mucha frescura a la hora de vivir mi carrera. 

 

¿Qué relación tienes con la música colombiana? ¿Con qué artista quisieras embarcarte en una aventura musical?

Me queda tanto por aprender de la música colombiana porque sé que es una industria súper rica y hay artistas muy talentosos. Tengo especial conexión con Camilo y Carol G, es una gran colega y siempre nos apoyamos mutuamente. Juanes es una persona que con sus canciones me ha acompañado a lo largo de mi vida. La verdad es que todavía no sabría decirte con quién me gustaría trabajar, creo que todos podrían aportar algo hermoso a una canción y simplemente habría que ver de qué canción se trata. 

 

En el momento en que se reactiven los conciertos, ¿Cuál es el concierto al que tienes más ganas? ¿Cuál sería tu concierto ideal?

Yo la verdad es que estoy muy ansiosa de ir a Coachella porque me quedé con el pan en la boca. Estuve a punto de morderlo y me lo sacaron porque vino la pandemia (risas), entonces estoy muy contenta de saber que voy a ir el próximo año y vivir ese show como se merece porque ya tengo mi disco afuera. Voy a poder llevar todas esas canciones a Estados Unidos, es un gran sueño.  Solo falta pisar el escenario y vivirlo. Todos los shows me dan emoción porque después de todo esto estoy como loca de pisar un escenario en España, Colombia, Argentina, en toda Latinoamérica, Europa y todo lo que se venga.

 

Hablas de Coachella, de conciertos ¿Tenías ya montado el live? ¿Cómo va a ser esta expresión musical en vivo de “Calambre”?

La verdad es que es un álbum todo enfocado al directo, a la música orgánica tocándose en el momento porque eso es lo que me apasiona. Si hay algo en lo que invierto es en músicos, arreglistas y todo lo que haga que mi música suene increíble, que las canciones tengan cuerpo y energía pasando en el momento. Así que es un show que planeo y con el disco afuera toma otro color porque es más palpable, antes era más un sueño.

El show hay que planearlo y veo el escenario lleno de músicos y muy enérgico porque como has podido escuchar hay muchas canciones muy bailables, pasionales, llenas de teatralidad. Todo el disco lo compuse para tocarlo en vivo, así que estoy esperando ansiosa el momento para poder vivir el ritual con el espectador. 
 

¿Qué te pareció este contenido?