Foto: Cortesía Kairós

Nicolás Buenaventura habla de Kairós, una película donde el botín es la dignidad

​El 28 de octubre se estrenó en Cali, Bogotá, Medellín, Cesar y Tolima una película para pensar en el valor del tiempo y la dignidad.

Kairós es un filme dirigido por Nicolás Buenaventura, un narrador, escritor y guionista que piensa en “caleñol”; es que  tiene a Cali grabada en el alma, la mente y el corazón. Su película cuenta con una bella fotografía hecha por las calles de la capital del Valle del Cauca. Es una oportunidad para mirar la ciudad desde otros ojos e intentar comprender las historias casi invisibles que a diario se ven por las calles, oficinas o en la vida.  

La película cuenta la historia de Amaranto, un hombre de 60 años, quien trabajó toda su vida como cajero en un banco y para no pagarle la pensión, es despedido. Desposeído y derrotado, regresa a su antiguo lugar de trabajo haciendo favores de toda índole, lo que le permite hacerse nuevamente un lugar. Su honradez y su “falta de ambiciones” han hecho que pase inadvertido, pero sus ahorros, que le han permitido subsistir desde el despido, comienzan a agotarse. El día en que un furgón asaltado debe dejar con urgencia una fuerte suma de dinero, Amaranto tiene la ocasión de conseguir un robo tan simple como extraordinario. 

El filme fue producido por las compañías francesas Petit Film y Les Films du Rat, junto a las colombianas Phatos Audiovisual y Dar a Luz Producciones Distribuidora de Cine Comunitario, Independiente y Alternativo Distrito Pacífico. 

Hablamos con Nicolás sobre los detalles de esta película y esto nos contó.

Dicen que el tiempo es despiadado, ¿qué representa Kairós para usted?

Si, también dicen que es un ladrón. Hay varias dimensiones del tiempo, una de las figuras de este es Kronos que es ese gigante que se come a sus hijos y en ese sentido es despiadado. Si uno ve el cuadro de Goya, de Saturno, devorando a sus hijos es realmente impresionante, puede provocar pesadillas. Cuando lo vi por primera vez quedé muy impresionado. 

Hay otras figuras del tiempo que son mucho más amables porque la vida está por encima del tiempo y eso es Kairós, donde un instante puede volverse una hora, una hora puede volverse un año o un año entero puede pasar en un segundo y un segundo se puede eternizar. En fin, ese tiempo que no está corriendo sino que es el tiempo de actuar, de hacer, de comprometerse, de resistir o atrapar una ocasión. 

Entonces son varias las figuras del tiempo, pero nuestro tiempo actual con toda esta revolución industrial y desarrollo capitalista ha ido olvidando ese otro tiempo que no se puede vender o comprar, ese es Kairós .

 Cuando escribió la historia de la película, ¿siempre pensó en Cali?

A mi las cosas se me ocurren todas en caleño, no diría ni siquiera que se me ocurren en español, se me ocurren en caleño, circula en mis venas, está en mi sangre. Uno es hijo más de una lengua que de una patria. Es la lengua la que determina la manera de pensar, escribir y así pensé esta película, en “caleñol”.

En un momento, como era muy difícil conseguir los medios para la producción, me propusieron buscar coproducción con Brasil, México y para mi era imposible, no podía imaginarlo. Esta película y todas las cosas que se me ocurren suenan en caleño en mi cabeza, la pensé así desde el principio. 

Yo sé que no es una película que representa a Cali, no tiene la vocación de representar a nadie sino de presentarse solamente a sí misma,  hacerla en otro lugar, respirando otro aire, escuchando otros sonidos era muy difícil. 

¿Qué es lo que más valora de Cali?

El acento, sus palabras. Es la ciudad donde nací, donde crecí. Cuando me dicen usted de dónde es yo digo: de la carrera 1 entre 4 y 5 en San Antonio. Aún sigo pensando palabras en caleño. Haber crecido en un grupo de teatro experimental de Cali, el haberme enfrentado a una relación entre teatro todos los días ha construido mi manera de percibir, sentir y aunque vivo fuera del país hace muchos años, cada vez que vuelvo retomo el acento. 

¿En quién está inspirado el personaje de Amaranto?

Toda la película está inspirada en historias de Amarantos y Amarantas que he conocido, gente extraordinaria, con una honradez a toda prueba, una inmensa humildad y una gran capacidad de reconocimiento del otro. 

En la película hay una escena en la que el protagonista invita a tomar café al ladrón que encuentra en su techo. Esa escena es algo que le pasó a un vecino mío, don Carlos Viteli, en el barrio San Antonio.

 ¿Qué o a quiénes representa el personaje de Amaranto?

A esa invisibilidad en Cali de mujeres y hombres negros que no son vistos, que no son persividos. Este hombre logra hacer de su invisibilidad una fuerza  y logra darle un sentido, logra una dimensión. 

Cali es una ciudad que le dio durante muchísimo tiempo la espalda al Pacífico. De un tiempo para acá la ciudad se ha ido dando cuenta que esa es su verdadera riqueza, su verdadera identidad. Su identidad no es la caña de azúcar, no es el fenómeno de la salsa importado como única expresión, sino toda la riqueza del pacifico con esa presencia de mezcla amerindia y africana que tiene esa contradicción de ser una ciudad muy abierta hacia el interior, pero muy cerrada hacia el pacífico. 

Es una ciudad con muchas contradicciones, es muy rica y a la vez muy pobre, donde hay una enorme diferencia dadas por esos ingenios azucareros y por otro lado una enorme miseria. Eso crea una situación muy grande de resentimiento social, de muchas contradicciones y todo eso me habita, de allí vengo y eso no lo puedo olvidar en ningún instante. 

¿Imaginó tener el resultado que tuvo la película con la interpretación de cada personaje?

A uno le pasa que primero tiene que ponerse en la capacidad de aprender de cada película. Yo tenía una idea de la película en mi cabeza, tengo una cantidad de diarios de trabajo de cada escena, pero viene la vida y ella decide como es. 

En esta película hay un gato, una niña, ambos muy importantes, está Amaranto y lo que  dicen siempre es que no hay que hacer películas ni con niños, ni con animales y  con actores naturales o no profesionales, porque todo eso es complicado y bueno yo me metí en este problema. 

Tulio Guillermo Diusaba es Amaranto, el protagonista, él lo hizo a su ritmo. Yo tenía otro en mi cabeza y cuando comenzamos a editar la película en Francia, notamos que la película se iba pareciendo cada vez más a Amaranto y que la película decidía a lo que ella quería parecerse. Y así me fue enseñando y dando otra manera de ver. 

Kairós salta algunas palabras o frases del lenguaje caleño y le da un significado al poder de la palabra.

Gracias por notarlo. Para mi cada palabra que es dicha en un espectáculo, en una película debe ser quizá precisa, aunque ellas se van moviendo. Dialogamos con cada actor, actriz qué opinaba sobre lo que iba a decir y que fuera la vida la que determinará cómo iba escribiendo el guión. Tulio, el protagonista, es de Guapi, el Pacífico en la lengua. La interpretación de Cali es distinta a la de Guapi y así sucede al interior del pacífico, eso fue muy interesante. 

La película cuenta con la participación del músico y productor Juan Andrés Ospina, ¿cómo pensaron la musicalización? 

Con Juan Andrés tuve un encuentro entrañable. La película no iba a tener música más que dos temas en un par de escenas. Cuando le mostré la película me dio varias propuestas. Juan Andrés estaba en un concierto con Marta Gómez y le escribí, le dije que él no me conocía, pero yo que conocía sus composiciones y que le quería mostrar algo y me contestó: “Yo si te conozco, fuiste a mi colegio a contar cuentos cuando yo era un niño y no lo olvido”. Luego vino a casa y al ver la película encontró un personaje que tiene el mismo nombre del papá y de inmediato reaccionó diciendo ¡es mi papá!, en ese momento hubo esa conexión entre él y la película. 

Hicimos un trabajo extraordinario, es la primera vez que le hacía música a una película. 

Hay una canción de cuna y las canciones de cuna del Pacífico son muy particulares, cuando exploras esas canciones no duermen a nadie porque, musicalmente y en lo que dicen, son para despertar, para percibir el mundo y ampliar los oídos. Me resultó un desafío adaptar una canción que no es de cuna a una escena que lo necesitaba. 

¿Dónde ver la película?

BOGOTÁ:

Cinemateca de Bogotá - Carrera 3 # 19-10

  • 9 de noviembre - Sala: 3 - 2:00 p.m.
  • 10 de noviembre - Sala Capital - 6:00 p.m.
  • 11 de noviembre - Sala 2 - 7:00 p.m.
  • 14 de noviembre - Sala capital - 8:00 p.m.
  • 18 de noviembre - Sala 2 - 7:00 p.m.
  • 26 de noviembre - Sala 3 - 5:00 p.m.
  • 27 de noviembre - Sala 3 - 5:00 p.m.

Cinemas Procinal - Salitre - Carrera 68B # 40 - 39 Local 307

  • 28 de octubre al 3 de noviembre - 5:20 p.m.

Múltiplex Cine Colombia Embajador - Calle 24 # 6-01

  • 28 de octubre al 3 de noviembre - 3:15 p.m, 5:45 p.m. y 8:15 p.m.
  • 31 de octubre función adicional - 12:20 m. 

CALI:

Cinemateca La Tertulia - Carrera 1 # 5-105, Oeste.

  • 28 de octubre - 6:00 p.m.
  • 30 de octubre - 4:00 p.m.

IZI Movie - Carrera 80 # 13A- 261  Piso 2 - Centro Comercial Aquarela

  • 28 de octubre - 7:00 p.m.
  • 30 de octubre - 4:00 p.m.

Múltiplex Cine Colombia Palmetto - Carrera 49 # 9-50

  • 28 de octubre al 3 de noviembre - 2:50 p.m., 5:40 p.m. y 8:00 p.m.
  • 31 de octubre función adicional - 12:20 m. 

MEDELLÍN:  

Museo de Arte Moderno de Medellín - Carrera 44 # 19a-100. Av. Las Vegas Ciudad del Río.

  • 28 de octubre - 4:20 p.m.
  • 31 de octubre - 2:30 p.m.

Cinemas Procinal - Las Américas - Diagonal. 75B # 2A - 120

  • 28 de octubre al 3 de noviembre - 4:45 p.m. y 9:15 p.m. 

CESAR: 

Stark Cinema Aguachica -  Carrera 11 # 5A - 48

  • 1 y 3 de noviembre - 3:00 p.m. 

TOLIMA: 

All Cine Mariquita -  Calle 10 # 4 - 25

  • 29 de octubre - 3:50 p.m.

 

¿Qué te pareció este contenido?