Foto cortesía de Juliana Martínez

'Servicio al Cliente': el nuevo EP de Juliana Martínez

Se trata de un viaje por el pop experimental y las canciones íntimas de la compositora colombiana radicada en Alemania.

A los pocos días de haber conocido una de sus primeras canciones, incluídas en su EP, tuvimos la oportunidad de hablar con Juliana Martínez, artista detrás del álbum Servicio Al Cliente (2021). Nos atendió muy bien, excelente servicio y una buenísima charla que nos ubicó en su mundo. Nos guió en un recorrido canción por canción para así escudriñar su debut con el sello Alemán Imara Records, que es curado por el legendario productor y Dj Aleman Michael Mayer.  

¿Hace cuánto te fuiste del país? Creo que pasaste por España, ¿qué te fuiste hacer allá?

Me fui en el 2003, me había graduado de Derecho y tenía el sueño de estudiar Derecho Penal. Me gané un estudio en la Universidad de Barcelona, vine hacer un master y ahí fue que me di cuenta que le hacía muchísima falta algo en mi vida: la música.

Siempre había hecho música, era mi gran amor, pero como un hobbie. En ese tiempo estaba dedicada a estudiar. Después, cuando llegué aquí, me fui quedando por cuestiones de la vida.  Mi idea ha sido regresar a Colombia, pero se me ha pasado el tiempo. Seguí haciendo mis canciones como un refugio de un lugar donde estar. 

Así fue pasando hasta que se las envié a Michael y él tomó esa decisión tan grande.

A propósito de Michael Mayer y Kompakt, nos puedes contar en tus propias palabras, ¿cómo fue eso?

(Risas) Uno de los primeros lugares a los que llegué en Alemania fue a Colonia. Y el primer lugar fue a su tienda. Fue un honor estar allá, hace como 10 años. Todo empezó con Sarah, la chica que me hizo mi página de internet. Cuando la terminamos y pusimos las canciones, me pregunté cuál era ese segundo paso y, en ese momento, estaba viviendo una pérdida familiar. Me dije que tenía que tener el valor y le escribí a Kompakt y nunca pensé que me fueran a responder, pero así sucedió, me escribió.

Arranquemos con el título del álbum, ¿por qué el nombre y de dónde nace Servicio al cliente?

Todo salió por una conversación con mi amiga Roxana Ardila. Estábamos hablando que el servicio al cliente es el trabajo más noble del mundo: atendiendo clientes que en ocasiones son bastante duros, porque llegan luego de un mal día y la descargan contra ti. Me enamoré de ese concepto, de esa persona que te guía, de esa música que acompaña. Por eso quería tener ese nombre, es muy honesto.

Empecemos con el recorrido. El EP comienza con “Romántico” que nos introduce en tu propuesta, en tu sonido, como una carta de presentación. ¿Fue esa la razón para abrir el trabajo con esta canción?

“Romántico” fue de hecho la última canción que hice para el álbum, fue cuando quise romper un poco, cambiar algo. Quería hacer una música alegre, que pudiera decir la verdad. No todo es color de rosas, pero hay amor. Hay gente disfuncional, no todo siempre va bien, pero de todas maneras estamos aquí para vivir y gozar los malos momentos. Por eso decidí que romántico fuera la primera canción, pues abre con un buen ritmo y buenas notas. Te hace pensar. 

Luego viene una canción recomendada en plataformas: “Tarot con Delfina Guido”. Siento que puede ser la pieza más accesible para personas que no están familiarizadas con la música electrónica o pop experimental. ¿Qué feedback has recibido? ¿Qué historia escondes detrás de esta canción?

Esconde mi gran admiración por Delfina Guido. Recuerdo en mi niñez viéndola con mis tías y con mi mamá por la televisión. Es un ícono de nuestra época. Hay un episodio donde le lee el tarot a sus amigas y eso siempre me marcó. Siempre pensé que era una realidad en Colombia todas estas creencias que son hermosas y pensé que debía plasmarlo en una canción. 
Obviamente lo que canto es abstracto, de sentimientos. Posiciones sobre emociones y sentimientos de lo que está pasando en determinado momento. No pensé que fuera ser una de las favoritas. 

Llega después “Pájaro indigente”. Sentí que podría ser un sinónimo de paloma, porque uno ve la carátula del disco y está ahí. Es la más rara, hay una voz adicional, ¿quién está?

Me encanta que me preguntes. Son dos amigos muy cercanos. Uno es Julián Pedraza y Gustavo Gómez, ambos artistas colombianos. Todo sucedió durante una conversación en medio de la cuarentena, cada uno cantó en su casa y yo usé sus voces y puse todo junto. 

La paloma tiene muchos significados en nuestro diario vivir, muchas veces pensamos que es una invasión, pero también es la paz, el espíritu santo. El ícono es hermoso y quería plasmarlo ahí. Por eso la idea de hacer “Pájaro indigente”, como una forma de decir “Bueno, es el diario vivir y es un individuo de la ciudad”.

Sigue “Lengua de arena”, que muestra otra dirección musical. Además, lo que me he dado cuenta es que es un punto importante del disco. ¿Está ubicada en ese punto por algo especial?

Quería romper el lado b con esa canción, es una de mis favoritas. La hice en una época pensando en alguien con el que estuve y me estaba quejando. Me dije, “bueno, debe empezar con el lado b definitivamente, es una canción de amor”

Me parece linda la forma en que está concebida y escrita. ¿Esta canción la pensaste para mostrar otra historia?

La verdad quería ver cómo fluía este sentimiento de seis canciones. Era ideal que empezara y rompiera todo un poco. Es diferente a todas, debo admitirlo, y por eso la puse en el lado b.

El viaje sigue con “Sensual esperpento”. Aquí me surge una inquietud, ¿todas las canciones fueron pensadas en español? ¿Crees que alguien anglosajón se siente atraído por esta sensualidad del español?

Muchos amigos que no hablan español se quejaban, porque las canciones son pegajosas y querían cantarlas. Pero mi corazón habla en español y no me imaginaba cantando en otro idioma. De pronto en el futuro, pero es que uno como dice “Sensual esperpento” en inglés. Suena bellísimo, pero en nuestro idioma.

Llega el cierre del EP con otra inyección de fantasía en “La mujer que bailó con el diablo”. Con respecto a esto te quería preguntar, ¿qué tanta fantasía y realidad hay en el álbum, en especial en esta canción?

En esta canción me solté más, me sentí más libre. La letra tiene que ver con Erik Satie, que tiene un poema en donde va diciendo ciertas palabras que le hacen a uno click en la mente. Yo me imaginé que comer sal y bailar son uno de los placeres de la vida, entonces dije, “imagínense cómo describiría el mejor baile”

Canto disposiciones de carácter, de dientes para fuera como un animal. No sabía cómo expresarlo. A veces pienso que el lenguaje es un poco corto para explicar emociones y es ahí donde llega la música y creo que, con la música, se puede todo.

Al igual que el inicio, también preguntamos por el final, ¿por qué el orden del disco? ¿influyó algo cuando hablaste con Michael o al pensarlo quizá como un vinilo?

La verdad siempre supe que debía ser la última canción. Uno se queda con el oído queriendo volver a escuchar. Una persona que fue muy importante en mi proceso de elección de las canciones fue Franz Schütte, integrante de una banda alemana llamada Jeans Team. Él hizo el mix y master de mis canciones y juntos, decidimos el orden de las canciones. Él también me confirmó que debía ser la última canción.

Estoy agradecida con Franz y con la novia Sarah, porque el medio es el mensaje. Cómo uno presenta las cosas también es importante para la manera cómo son recibidas. Ese mp3 que hice en mi página y le mandé a Michael fue muy visual, estaba todo. No le envié un Spotify o un archivo que lo hiciera más difícil. Le envié mi mundo estético, un helado que se derrite cuando le das play. Todo eso que quería mostrarle con mi música.

¿Qué te pareció este contenido?