"Greenpeace llegó a Colombia para quedarse" Martín Prieto

El primero de febrero el Rainbow Warrior III, buque emblema de Greenpeace arribó al Muelle Turístico Edurbe de la ciudad de Cartagena. #DíasDeRadio habló con Martín Prieto, diirector ejecutivo de Greenpeace para la región de los Andes.

El Rainbow Warrior, sucesor de dos barcos anteriores que llevaban el mismo nombre (Rainbow Warrior y Rainbow Warrior II), mide 58 metros de largo y pesa 872 toneladas, fue adquirido en 2011 para celebrar los 40 años de la organización ambientalista, su diseño, elaborado bajo altos estándares medioambientales, tiene un sistema de velas de 1260 metros cuadrados en mástiles de 55 metros de altura. Además, cuenta con equipos de comunicación con la última tecnología, pero esto no es lo más importante de la visatia del buque a Colombia. 

Hace más de 7 años Greenpeace trabaja en Colombia bajo las temáticas internacionales vinculadas al cambio climático y la conservación de las ballenas, pero desde el 2013 la organización lleva a cabo su primera campaña local: la protección del Páramo de Pisba frente a la explotación de recursos mineros. Respecto a esto, Martín Prieto definió la presencia del Rainbow Warrior en Colombia como una declaración pública de que Greenpeace llegó a Colombia para quedarse:

"Es la declaración pública, de que Greenpeace llegó a Colombia a echar raíces, llegó para quedarse. Empezamos a trabajar en Colombia desde el 2007, empezamos reclamádole al gobierno colombiano que adoptara un posición en favor a la protección de la ballñenas ingresando a una comisión internacional, luego trabajamos en protección de páramos, y ahora trabajamos en concreto por la protección del Páramo de Pisba en Boyacá, que está siendo severamente amenazado por un mega emprediemiento de carbón. Nos preocupa mucho. Los páramos proveen el 70% del agua que consumen los colombianos".

Escuchen la entrevista completa a continuación. 


 


Toda la información ambiental la encuentrna en Recodifica Radiónica 

¿Qué te pareció este contenido?