Foto de Jason Simmons (@wangoryan)

[Entrevista] Ezra Furman sobre su nuevo álbum, Twelve Nudes

Lo suyo es escribir canciones. Y con su nuevo disco sintió que era el momento de hacer punk rock. Hablamos con Ezra Furman.

Ezra Furman llegó a Radiónica con un álbum anormal. Era punk, noisey, electrónico y cinematográfico. Transangelic Exodus (2018) cuenta la historia de un ángel nocturno que descubre sus alas y tiene que huir de su hogar, por miedo a que la sociedad no lo acepte con él y lo ataque, una gran metáfora de la transición de género que ha hecho Ezra en los últimos años.

Este músico de ascendencia judía no se considera hombre, ni mujer, ni bisexual, ni gay. Ha esquivado todas las etiquetas posibles para habitar el punk con medias veladas y corbatines. Él es una nueva experiencia y el paso siguiente a su redención se llama Twelve Nudes (2019).

Como lo anuncia el título, son 12 canciones con partes del cuerpo de Furman al desnudo. Entre el disco anterior y este, el cantautor publicó un diario personal e hizo la banda sonora de la serie Sex Education.

Con varias tarimas alrededor del mundo, Furman regresa a escribir completamente empoderado de su luz y oscuridad para hacer realidad un sueño adolescente: escribir un álbum de punk. En sus palabras “Si se comparara a un sueño es el sueño que tienes cuando te da fiebre y no estás nisiquiera durmiendo sino tosiendo y sudando en la cama”.  Fue escrito con la misma banda de Transangelic Exodus y la mezcla estuvo a cargo de John Congleton (Sharon van Etten, St Vincent, entre otros). En el día de su lanzamiento hablamos con Ezra, que caminaba por Nueva York mientras recibió nuestra llamada.

Ha pasado mucho desde tu anterior álbum. ¿Sientes que has cambiado?

Estoy haciendo música todo lo que puedo. Nunca sabemos cuanto tiempo nos queda en la tierra, así que siento que es una de mis misiones en la vida hacer música, tengo que hacer mucha música y muy buena. Yo estoy orgulloso de haber estado involucrado en Sex Education porque me gusta que es un show que muestra algunas realidades de la vida sexual adolescente que ningún otro show había mostrado antes. No me siento muy diferente. Mi trabajo es mostrar la mayor honestidad que pueda, incluso cuando nadie venía a vernos. No creo que cambie mi rol solo porque hay mas gente ahí o es un lugar más grande. Si hay alguien ahí, debo ser muy bueno tocando mis canciones todo lo que pueda.

 

El sonido de este nuevo disco es más garage ¿Por qué terminaste haciéndolo así?

Siempre supe que un día iba a hacer un álbum punk, que realmente sonara Punk-Rock. Porque esa es la música que siempre amé desde los 12 años. Yo sé que he escrito canciones que podrían ser tocadas por una banda garage pero muchas veces no las publicaba porque pensaba “ah, hay un millón de canciones punk ¿Cuál es el punto de hacer un album?” Pero empecé a escuchar mucho punk en el ultimo año y me pareció más importante la voz mía que decía “No, (nadie ha hecho punk), no con estas palabras, no así, al carajo lo demás” y empecé a escuchar artistas que querían expresar emociones negativas, fueron muy importantes para mi porque he sentido mucha rabia y miedo.Así que yo quiero ser una de esas personas, probarme en la arena, apostar por hacer parte de esa nueva escena cambiante del Punk Rock.

 

¿Cómo fue el proceso de escritura de este álbum?

Fue como el sueño que tienes cuando te da fiebre y no estás nisiquiera durmiendo sino tosiendo y sudando en la cama. También fue muy parecido a vomitar porque tomé un montón de palabras, sonidos, ritmos y armonías pero también lo que escuchaba decir a la gente y lo que leía. Todo eso se mezcla en ti, te empiezas a sentir enfermo de eso y luego vomitas una canción. Así es para mi, cuando comencé a escribir las canciones mas furiosas de este disco sentí que la frustración iba in crescendo y no encontré mejor liberación que la guitarra. Cada vez que intento escribir una canción pienso que no puedo hacerlo y después de un rato ya tengo una canción y siempre me pregunto ¿Cómo pasó todo esto?

 

Es curioso porque “Transangelic Exodus” era sobre un ángel con temor de saberse algo fuera de lo común. “Twelves Nudes” se siente un poco como “¿Saben qué? Después de toda esta paranoia estoy listo para dar la pelea”.

Has dado justo en el punto. Ahora tengo un poco de confianza para gritar, creo.

 

Es justo esa rebeldía la que siempre ha creado cambios de sonido en el rock. Pareciera que lo queer le está dando un nuevo aire al punk. ¿Crees que podemos hablar de algo como queer music?

Puede ser divertido algunas veces pero hay demasiados queer como para encerrar su música en una sola categoría. Yo creo que si vas a una marcha gay te das cuenta de ese espectro, donde hay varios que no se sienten representados allí. Tal vez debería ser un host de mi propio parade gay y utilizar música de The Clash y punk de los 80.

Parte de lo que amamos del rocknroll es que tomaba riesgos de alguna forma sexual, como ser erótico en el escenario que es el caso de Little Richard por ejemplo, que era bisexual y drag algunas veces; muchas de sus letras eran sobre sexo gay y ya sabes, tengo esta teoría de que lo que hace buena la música pop es que se sienta una cierta represión que no está funcionando, ese momento de tensión es lo que me parece que lo hace bueno. Tienes a alguien como Lou Reed de Velvet Underground empujando contra lo heterosexual en un momento donde todo lo queer estaba a punto de explotar y él tenía esa energía. Mucha gente luchando y teniendo éxito en exponerse como queer alrededor del mundo, eso crea una fricción que le da un nuevo poder al rock n roll.

¿Qué viene en el futuro para Ezra Furman?

Quiero escribir mejores canciones, esa siempre es mi meta, lo ha sido desde el primer momento. Creo que si solo hiciera un tipo de arte sería escribir canciones, mis héroes son los mejores en eso, así que siempre estoy buscando la manera más poderosa de hacerlo.

 

Tal vez el futuro del punk está en todos los queer que como Furman están tomando las guitarras para liberarse del miedo y la rabia. Desde la ansiedad de Calm Down aka I Should Not be Alone hasta la sátira de In America, el futuro dirá si lo mejor que puedes hacer es Rock n Roll. 

¿Qué te pareció este contenido?

Para comentar debe Registrarse

Enviar