Bunbury mira hacia adelante con "Posible"

Es probable que esta cuarentena nos haya cambiado a todos al menos un poco, pero el cambio en Enrique Bunbury puede que haya empezado hace más tiempo.

Cansado de explorar su pasado y siempre en contra de hacer justo lo que se espera de él, Enrique Bunbury empezó con su anterior trabajo discográfico (Expectativas de 2017) un viaje que no muchos músicos se atreven a emprender a su edad pero que curiosamente varios artistas de su generación parecen estar disfrutando. Se trata de una exploración de su capacidad creativa que abandona cualquier asomo de autocomplacencia y que nos ha entregado una nueva cara y un nuevo sonido.

Un disco difícil

En "Posible", Bunbury dice haberse enfrentado a un disco muy difícil. La exploración de nuevos sonidos, nuevos recursos e instrumentos parecen presentarnos a un músico más parecido al que en sus años de juventud se revelaba contra la institucionalidad a través de la música. Este es un disco diferente, sintetizadores, teclados y distorsiones electrónicas se imponen para entregar una colección de 10 canciones que nos muestran su momento musical tanto en baladas como en rock siempre con una idea en mente: mirar hacia adelante.

Ha decidido no dar espera

Bunbury tenía previsto el lanzamiento de su nuevo disco "Posible" el pasado viernes 17 de abril, pero su publicación fue pospuesta finalmente debido a la pandemia global del coronavirus. Ahora ha puesto a la venta su nuevo disco en formato físico y digital con la firme convicción de que hay que tratar de recuperar la normalidad cuanto antes: “Decidimos continuar con nuestras vidas porque lo que no se puede hacer es paralizar la vida”.

Hablamos con Enrique sobre su disco, su nuevo sonido, la política norteamericana y un poco de teoría conspirativa.

 

 

¿Qué te pareció este contenido?