El automovilismo lamenta la partida de Niki Lauda

La Fórmula 1 y el automovilismo en general está de luto.

A los 70 años de edad falleció el ex piloto austriaco Niki Lauda debido a complicaciones de salud derivadas de diversas intervenciones a las cuales se sometió en meses pasados.

Andreas Nicolaus Lauda fue tres veces campeón de la máxima categoría del automovilismo (1975 y 1977 con Ferrari y 1984 con McLaren) y era poseedor de una particular personalidad tanto en la pista como fuera de ella. Durante su etapa como piloto de Fórmula 1 tuvo muchos oponentes y personas que no compartían su manera de actuar, pero a nivel deportivo trascendió la dura rivalidad con el británico –y también problemático- James Hunt.

Fue un choque de mundos. Éste último hecho fue suficiente argumento para que el director Ron Howard hiciese una película aclamada por la crítica en su momento: Rush (2013). En ella, el actor Daniel Brühl encarnó a Nikki mientras que Cris Hemsworth hizo lo propio con Hunt, situándose en la temporada de 1976, año en el que el austriaco sufrió uno de los más terribles accidentes que se hayan dado en la Fórmula 1. Acá está el tráiler:

 

 

Ese accidente en el gran premio de Nürburgring – Alemania le ocasionó a Lauda graves quemaduras con cicatrices que lo acompañaron de por vida, pero apenas seis semanas después ya estaba de nuevo detrás del volante. Apenas dos carreras se perdió. Finalmente Niki Lauda ‘colgó el volante’ tras la temporada de 1985.

Todo un personaje. Pese a haber tocado el cielo con las manos y ganar tres títulos mundiales, Lauda también disfrutó de pequeñas victorias; tras su accidente, repitió en muchas entrevistas la misma frase: "La única victoria importante en este negocio es el día en el que abandonas el paddock con vida".

¿Qué te pareció este contenido?

Para comentar debe Registrarse

Enviar