De instagram a la selección de béisbol: La historia de Christian Correa

Colombia superó a Cuba en el debut del béisbol en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, liderada por el bate del receptor Christian Correa.

Tercer inning y marcador a cero en la pizarra. Turno al bate para Cristian Correa. El pitcher cubano lanza, y el colombiano la saca del parque. Al final, un partido para la historia el del pasado 29 de julio: victoria de Colombia 6 a 1.

Ese día el equipo nacional venció a la poderosa Cuba (3 oros olímpicos, 25 copas del mundo, 12 oros panamericanos) en el arranque del béisbol en Lima 2019. Y ese día difícilmente se le olvidará a Cristian: home run y 2 Carreras más impulsadas.

A su mamá le debe todo. Pereirana ella, lo motivó a practicar deporte desde temprana edad; empezó en el fútbol pero lo dejó, pues ‘era muy lento’ dice Cristian entre risas. Nacido en Nueva York pero criado en Miami, Cristian rápidamente adquirió el gusto por la pelota caliente llegando incluso a jugar tres años en los Astros de Houston.

‘Colombianos MLB’ es una cuenta de Instagram que repasa a diario la actualidad de los beisbolistas nacionales en Estados Unidos. Molesta porque nunca hablaban de su hijo, Ana Castaño, madre de Correa, protestaba enérgicamente -‘con rabia’, asegura Christian- porque su hijo no salía en los posts ni en las noticias que allí se publicaban.

Diego Martínez es el administrador de esta cuenta: ”Fue un caso muy particular. Nos escribió más de una vez, hasta que le respondí. Nos dijo que tenía un hijo que jugaba en los Astros de Houston. Comenzamos a hacerle seguimiento, empezamos a hablar con él, hasta el punto que el mismo Cristian nos dijo que le gustaría jugar béisbol profesional en Colombia”.

Logró su cometido. Hechos los contactos respectivos, llegó a nuestro país y jugó para los Toros de Sincelejo, administrado en aquel entonces por Jose Mosquera -hoy Manager de la selección Colombia- quien a la postre y cuando asumió las riendas del equipo nacional, lo incluyó debido a su buen rendimiento.

Toda la familia de Christian es colombiana. Incluso su padre al que aún no conoce (es de Medellín). Juega como receptor en la selección, y oye mucha champeta. El sueño es Tokyo 2020: “yo tengo que estar ahí, me ha ido bien, y si sigo así, tengo chances”. Ana ya hizo su parte con una mano de las redes sociales; el turno al bate ahora, es para él.

 

¿Qué te pareció este contenido?

Para comentar debe Registrarse

Enviar