Juegos Nacionales: Ángel Barajas y la importancia de ser cuarto

La mayoría de los atletas buscan ser primeros o en su defecto, quedar en el podio. Para Ángel ser cuarto fue todo un logro. Vean porqué.

Se disputó la final de gimnasia artística –rama masculina- de los Juegos Nacionales. Antioquia hizo el 1-2 (oro y plata), mientras que el bronce fue para Norte de Santander. Hasta ahí todo bien. Sin embargo, y durante toda la prueba, hubo un deportista que llamó la atención. ¿Su nombre? Ángel Barajas. ¿Edad? 13 años.

Este cucuteño fue el más joven en las finales. Sus rivales no solo tenían edades que oscilaban entre los 20 y los 25 años. También poseían una trayectoria notable, y un roce competitivo desigual comparado con el suyo. Estuvo cerca del bronce: su compañero Erick Vargas terminó las pruebas con 75.634, y Ángel, con 74.566. 

Al preguntarle cómo fue posible que acabara cuarto entre once, con apenas trece años, respondió con tranquilidad: “Yo no tenía nada que perder. Estoy compitiendo contra los mayores y me siento muy feliz por lo conseguido”.

La gimnasia artística es uno de los deportes con más alto grado de precisión y estética. La exigencia física que se requiere es directamente proporcional a la calidad de la técnica que se debe emplear, y por ende, el grado de concentración debe ser el más alto posible.

Esta disciplina comprende 6 pruebas, así: suelo, arzones, anillas, salto, barras paralelas y barra fija. Durante toda la tarde Barajas compitió de igual a igual, así sus 1.36 m de altura lo hicieran distinguirse del resto. No se amilanó entre otras cosas, porque contaba con un apoyo muy especial. Nada más y nada menos que uno de los grandes deportistas colombianos de la década, Jossimar Calvo, seguía y guiaba sus presentaciones. Calvo estaba lesionado, no podía competir, pero asistió a Cartagena para ayudar a los suyos.

Dice Ángel sobre esto: “Jossimar es una persona muy bonita, muy humilde. Cuando estoy triste me da muchos consejos como que la vida no es fácil y todo hay que conseguirlo con esfuerzo”.

Sin proponérselo, Ángel Gabriel Barajas Vivas estuvo a muy poco de lograr un debut soñado. Turno ahora para Jossimar, a quien al preguntarle cómo definir a este deportista en una palabra, se toma su tiempo en responder: “Soñador. A tan corta edad es un niño que se imagina siendo un campeón, hasta superándome. Me reta. Me dice que va a ser mejor que yo, y eso dice mucho de su personalidad”.

Fueron 4 horas seguidas las que se disputaron en la final de Gimnasia Artística. Al final no logró la hazaña por un par de errores cometidos en barra paralela y en suelo.

Pregunta final para Ángel. ¿Le molesta perder? Responde de inmediato: “no, porque aprendo”.

¿Qué te pareció este contenido?

Para comentar debe Registrarse

Enviar