Colombia no será sede de la Copa América

El fútbol en Colombia, por ahora, no se juega. El Gobierno nacional pidió un plazo para organizar la Copa, la respuesta fue negativa.

En la mañana de este jueves tuvo lugar una reunión en la Conmebol sobre el tema. En la tarde, Colombia –el Gobierno Nacional-  y sus organizadores hicieron lo propio. Conclusión: el país quiere seguir al frente del tema, pidió un tiempo para hacerla, y la respuesta, casi inmediata, ha sido negativa. 

Sin embargo, Argentina está dispuesta a organizarla sola. Aunque la actual situación sanitaria no es la mejor en aquel país, cuenta con la infraestructura necesaria para actuar y el respaldo del presidente de la nación Alberto Fernández, quien manifestó en días pasados estar en actitud de recibir el torneo en plenitud.

Los estadios previamente designados en Argentina para albergar la copa son el Monumental de River, el Mario Alberto Kempes de Córdoba, Santiago del Estero, y Malvinas Argentinas en Mendoza. En ese orden de ideas pueden sumarse rápidamente escenarios como la Bombonera, el Libertadores de América (cancha de Independiente), y el Bicentenario de San Juan, entre otros.

Países como Chile y Paraguay, quienes abrieron sus puertas a recibir partidos de la Copa América correspondientes a Colombia como sede, están a la expectativa. Pronto se sabrá a dónde jugarán selecciones como Brasil, Colombia y Perú entre otras.

El argumento del gobierno colombiano es, con el aplazamiento, permitir un aforo de no menos del 50% de público en las tribunas. Sin embargo Conmebol argumenta que el calendario internacional de competiciones hace de ésta, una solicitud difícil de cumplir.

La Copa América en Colombia, apenas ‘la punta del iceberg’

El fútbol profesional dejó de jugarse en Colombia hace ya varios días. Hubo señales que anticipaban la decisión de no recibir la Copa: América de Cali tuvo que mudarse a Bolivia para jugar como local, tras los incidentes ocurridos la semana anterior en Barranquilla y Pereira. 

El fútbol profesional colombiano, a petición de los jugadores, suspendió actividades mientras no haya garantías de seguridad para efectuar los partidos. En la mañana de este jueves, inclusive, las autoridades de Palmira negaron la posibilidad de efectuar el juego por cuartos de Final entre Cali y Tolima en el estadio Palmaseca.

Esto implica que las autoridades del fútbol profesional colombiano pueden tomar en las próximas horas, medidas de choque para cumplir con el calendario dispuesto: llevar los partidos a otro país. Lo que sonaba descabellado hace un par de semanas, es ahora un posible salvavidas para cumplir compromisos deportivos y comerciales adquiridos.

El otro ‘partido de la discordia’ es uno no menos importante: Colombia vs Argentina por las clasificatorias al mundial y que debe disputarse en Barranquilla –o no- el próximo 8 de junio. Ante la posibilidad de que le bajen el pulgar a la organización de este partido en el estadio Metropolitano, opciones no faltan: jugarlo en Miami, en Lima, o intercambiar la localía con los gauchos, y disputar el partido en Buenos Aires y el otro año, hacerlo en Colombia. 

¿Qué te pareció este contenido?