La selección chilena de fútbol le dice no al amistoso contra Perú

Tras la situación política y social que atraviesa Chile, sus deportistas se hicieron sentir.

Los jugadores de la selección chilena tomaron una decisión. No jugarán al fútbol mientras la situación de su país continúe como está. El equipo que dirige Reinaldo Rueda entiende que dadas las condiciones actuales, es difícil hacerlo.

El primero en pronunciarse fue el talentoso volante del Bayern Leverkussen, Charles Aranguiz. A su llegada a territorio chileno hace un par de días, fue contundente: “mi opinión es que no debe jugarse, respetando lo que pasa en el país”. Y como un vaticinio, sucedió.

Hace referencia al partido amistoso que Chile sostendría con Perú, y que debía disputarse el próximo 19 de noviembre en Lima. El clásico del pacífico no se disputará. Y todos los referentes del equipo de la ‘estrella solitaria’ (Chile), tienen sus razones.

Desde mediados de octubre, Chile sufre una fuerte crisis social que ha derivado en múltiples manifestaciones, confrontaciones y disturbios, y que ha cobrado incluso víctimas mortales. La situación ha captado la atención del continente y el mundo.

Gary Medel fue contundente: “Hay un partido más importante, que es el de la igualdad”. Fue de hecho la voz generalizada de todos los jugadores, quienes mediante un comunicado coincidieron en afirmar: “Apoyamos las manifestaciones, pero sin violencia y sin heridos, tanto de los manifestantes como de las fuerzas del orden”.

Este ‘efecto dominó’ en el fútbol chileno empezó con la suspensión del campeonato local hace un par de semanas. El turno fue para la final de la Copa Libertadores, y que debía disputarse en el estadio Nacional de Santiago, el 23 de noviembre, entre River Plate y Flamengo. Se disputará en Lima.

El entrenador de la selección chilena es el colombiano Reinaldo Rueda: “Considero que lo de hoy es secundario a todo lo que está viviendo el país. La gente que han perdido sus hijos, sus hermanos, creo que es lo más lamentable y lo que nos debe de estar preocupando a todos”.

Sin embargo Rueda también afirmó: “Estoy en una posición neutral frente a cualquier tema de orden político que no me compete opinar y solamente queda lamentar todo esto que está sucediendo, porque estamos perdiendo todos”.

Al final, los jugadores regresarán a sus clubes de origen, no sin antes haber sentado un precedente a sus pares de Latinoamérica, de cómo el deporte puede solidarizarse en momentos sensibles y delicados de la sociedad, y sentar también su propia voz.

¿Qué te pareció este contenido?

Para comentar debe Registrarse

Enviar