¿Hasta cuándo? Buscan a autores de ataques discriminatorios contra jugadores de Inglaterra

Jadon Sancho, Marcus Rashford y Bukayo Saka, fueron agredidos en redes sociales por errar sus penales.

Pese a las campañas que entidades como la FIFA, Uefa y la FA han adelantado en contra del racismo, el fenómeno aún persiste y ya no en las canchas sino en las redes sociales.

Tras el fallido intento de Inglaterra por conquistar la Euro 2020, que quedó en manos de Italia, la parte futbolística ha pasado a un segundo plano para darle entrada a un eterno debate de nunca acabar: ¿qué están haciendo las redes sociales para evitar estos ataques?

Además de rechazar estas agresiones, compañeros de equipo de Sancho, Rashford y Saka han salido en defensa de ellos en diversas manifestaciones de solidaridad. Incluso el entrenador de los “Three Lions”, Gareth Southgate, asumió en parte la responsabilidad pues fue suya la decisión de ponerlos a cobrar los penales, y califica estos ataques raciales como “imperdonables”.

Nuevamente surge la pregunta: ¿Twitter, Facebook e Instagram estarán haciendo lo suficiente para evitar este tipo de violencia? Por lo pronto, estas redes sociales trabajan mancomunadamente con la Jefatura de vigilancia de la policía en asuntos del Fútbol Inglés en la ubicación de las personas responsables.

El siete veces campeón de la Fórmula 1 Lewis Hamilton, condenó estos hechos, al igual que su escudería Mercedes. Dice Hamilton lo siguiente: “por un lado, orgulloso por lo lejos que hemos llegado…llegar a la final con un equipo tan diverso es un gran logro”. Sin embargo continuó diciendo sobre los penaltis que fallaron sus compatriotas: “anotar puede sentirse como una doble victoria, pero fallar se siente como un doble fracaso cuando es agravado con abuso racial”. 

“Tu no eres hincha de Inglaterra, y no te queremos” fue la respuesta inmediata de Harry Kane, capitán de la Selección Inglesa tras conocer los hechos. Añadió el delantero del Tottenham –hace instantes- que no se puede desconocer el esfuerzo de sus tres compañeros durante la Copa:

Los resultados de las investigaciones han comenzado a rendir sus frutos: Leyton Orient, equipo de la Serie 2 de Inglaterra, ha censurado a dos de sus hinchas vinculados con este tipo de agresiones. Wolverhampton, equipo de la Premier League, ha suministrado información a la policía de uno de sus aficionados que también habría agredido a los futbolistas de la Selección.

Lo cierto es que se piden acciones concretas a las redes sociales para dar soluciones. En febrero, el Gobierno amenazó con multar a estas compañías si fallaban en controlar estas situaciones. Fuentes de Twitter afirmaron que en las últimas 24 horas removieron de sus redes cerca de 1000 comentarios alusivos al racismo. 

Se avecina un nuevo gran desafío para detener, desde el anonimato de las redes, la proliferación de violencia racial. Entretanto la pregunta seguirá siendo ¿“Hasta cuándo”?

¿Qué te pareció este contenido?