Bielorrusia: el país donde el deporte no se detiene a pesar del coronavirus

La liga nicaragüense de fútbol ya no está sola, en otro continente hay un país que no deja de jugar a la pelota

Los países europeos han detenido sus actividades y eventos masivos por cuenta de la pandemia. A nivel deportivo todas las naciones del viejo continente, pararon. Todas menos una: Bielorrusia.

Ubicado en Europa oriental y con una población cercana a los 10 millones de habitantes, éste país registra total normalidad en deportes tradicionales como fútbol y hockey sobre hielo y se resiste a las medidas de contención que a lo largo del mundo se han venido tomando.

El pasado fin de semana, por ejemplo, se disputó el derbi futbolero de su capital entre el F.C Minsk y el Dínamo Minsk (terminó 3-2 a favor de los locales) y durante el fin de semana se jugaron 7 partidos más. En ese país juega el club más conocido por nosotros, y cliente habitual de las competiciones europeas: el Bate Borisov.

De nada valieron las quejas de jugadores como Darko Bodul, quien se ha sentido 'en shock porque aún sigamos jugando'. El presidente del país, Aleksander Lukashenko, no da su brazo a torcer. De hecho, formó parte de un partido de Hockey sobre hielo amateur, argumentando que 'no hay virus en el hielo. Esto es un refrigerador'.

De hecho en Bielorrusia están en plenas finales del hockey. El Soligorsk se encuentra disputando los playoffs por el título contra el Yunost Minsk, y junto al fútbol son el único bastión deportivo en pie que queda en Europa.

La liga nicaragüense de fútbol ya no está sola. En otro continente hay un país que no deja de jugar a la pelota. Obra de Lukashenko, por supuesto.

¿Qué te pareció este contenido?