Lanzan el primer subsidio menstrual para niñas y adolescentes en Colombia

La iniciativa que entiende que la dignidad menstrual es un asunto de salud pública será lanzada en Antioquia.

Aunque más de la mitad de las personas de todo el planeta son mujeres, la menstruación continúa siendo un tema tabú del que es difícil hablar. Sin embargo, es algo tan natural como comer, dormir o respirar. Se estima que cerca de 300 millones de personas en el mundo están menstruando y aún así, este proceso fisiológico sigue siendo un motivo de exclusión y vergüenza. 

Esa invisibilización ha hecho que no nos demos cuenta de las inequidades que implica menstruar en distintos contextos. Por ejemplo, no es lo mismo menstruar en un baño propio, limpio o con agua, que en un lugar sin acueducto, alcantarillado, sin agua potable y por ende, poco higiénico. Tampoco es lo mismo llegar a los días de la "regla” con un cajón lleno de toallas higiénicas, tampones o copas menstruales, a llegar sin ninguno de esos productos. 

Y es que aproximadamente 312 mil mujeres en muchas regiones de Colombia no tienen acceso a un inodoro seguro, limpio y privado. Por su parte, la encuesta Pulso Social del Dane, asegura que el 15% de las mujeres tiene barreras económicas para atender la menstruación. Para agosto de 2021, 683 mil colombianas no pudieron acceder a elementos de higiene para la menstruación y hasta mayo de 2021 cerca de 82 mil usaron papel periódico, ropa vieja o trapos para poder recoger su sangre menstrual. 

Frente a este panorama, en el país se lanzó el primer Subsidio Menstrual, impulsado por la caja de compensación antioqueña Comfama, que busca abrir una conversación pública alrededor de lo que significa una menstruación digna mientras acompaña a mujeres, niñas, adolescentes y personas menstruantes en este proceso. 

Se estima que las mujeres y personas menstruantes tienen en promedio, 2.700 días de sangrado en su vida (más de 7 años en total, si los sumamos) que vienen acompañados de inquietudes, estigmas, desconocimiento y por supuesto, gastos. Para la caja de compensación, este subsidio representa un “compromiso claro con la dignidad, la comprensión holística y el reconocimiento de la menstruación como un asunto social, político y cultural”.

“Reconocemos que se menstrúa distinto según el contexto social, y que este ciclo natural en millones de cuerpos ha sido silenciado por muchos años”, resaltaron.

Por eso, durante la primera fase de este proyecto acompañarán a 2.700 niñas, adolescentes y personas menstruantes entre los 12 y los 18 años a conocer y resignificar la menstruación. Podrán acceder a productos como copas, toallas reutilizables y calzones absorbentes para gestionar de forma segura su menstruación, así como a talleres pedagógicos que se ofrecerán en las subregiones de Antioquia y Medellín.

Estos subsidios, dice la organización, se entregarán a manera de bono y podrán ser generados desde el 1 de noviembre hasta el 14 de abril del 2022 y redimidos hasta un mes después de su generación. Serán asignados de acuerdo con las categorías salariales de los afiliados a Comfama y podrán ser utilizados para la compra de copas menstruales, calzones absorbentes y toallas reutilizables en los diferentes aliados autorizados: Vera Cup, Somos Martina, WAM, Nosotras y Bloom. Todas alternativas que además son más amigables con el medio ambiente. 

¿Qué te pareció este contenido?

Tú votaste 'Me gustó'.