¿Cómo narrar una buena historia?

Jesus Blanquiño de Podium Podcast nos acompañó en el Festival Iberoamericano de Podcast con algunos tips sobre cómo contar historias.

En 2020, en medio de una pandemia, se realizó la primera edición del Festival Iberoamericano de Podcast al Oído, este año con la crisis sanitaria aún latente se celebró la segunda edición de este evento con más de 40 invitados de nueve países de Iberoamérica. 

Desde sus inicios, el Festival de Podcast al Oído se ha interesado en las historias, en conocer aquellas que están detrás de los podcast, en esas que aún no se han contado y en indagar cómo se construye cada una de esas narrativas que nos atrapa a través del audio. 

Por eso, como parte de esta edición y específicamente de la sección talleres, nos acompañó Jesús Blanquiño, responsable de la producción editorial de Podium Podcast. Trabajó desde 2015 como redactor, productor y locutor dentro del grupo Prisa y en 2017 empezó a trabajar en el universo del podcast con productos como Guerra 3 y Pienso, luego actúo.

“Las historias, al final, sean del tipo que sean se tienen que quedar en la memoria porque tocan en la emoción, ya lo decía Platón, que todo aprendizaje tenía una base emocional”, explica Blanquiño para dar inicio a su taller. 

Con base en esa primera premisa, resalta que apelar a esa base emocional es lo que hace que cualquier cosa quede en nosotros. Destaca también la creatividad como parte esencial de las historias y por eso es que ve Podium Podcast, más allá de una productora, como una plataforma creativa. 

Antes de escribir una buena historia, se deben realizar algunas preguntas básicas que según Blanquiño son: 

  • ¿Qué se quiere contar? Es la sustancia de la historia 
  • ¿Cómo queremos contarlo? Determina el género, quieres que tu historia se recuerde porque es graciosa, un suceso real, un true crime
  • ¿A quién quieres contárselo? Determina el formato 
  • ¿Para qué quieres contarlo? Si es editorial, patrocinado o para una marca específica

Para que una buena historia surta efecto hay que centrarse en:

  • Foco: Todas las historias tienen muchas capas, antes de lanzarte a la aventura hay que centrar el tiro.
  • Lenguaje: Hay que saber a qué público quieres dirigirte para hablar un lenguaje común.
  • Valor: Contar una historia tiene que servir para algo, ya sea enseñar, entretener o informar.

Blanquiño también recomienda centrar el foco en un tema que sea de interés. Ahí entra en juego el guión y la producción, pues a través de estos dos aspectos se va tejiendo un hilo conductor, una narrativa que finalmente determina el éxito o no del producto final. 

También, es importante sentirnos identificados con la persona que estamos entrevistando, por eso, incidir en las emociones y encontrar situaciones que nos pasan a todos los seres humanos es un buen punto de partida para encontrar buenas historias.

Con respecto a esto, cuantos más testimonios se tengan, más rica va a ser la historia, la multiplicidad de relatos con diversos puntos de vista le dan un valor añadido al producto. 

Una de las ventajas del podcast es que es un formato que se presta para buscar un enfoque editorial distinto y novedoso, pues a diferencia de la radio no se tiene una inmediatez para con la actualidad. Eso sí, es recomendable no falsear los asuntos ni las emociones porque al final se nota.

El enfoque editorial es clave para construir o deconstruir una historia completa. 

En cuanto a la ficción, Blanquiño lo considera como el género más transversal, pues tiene un público más amplio y es fundamental tener claros los arquetipos porque es lo que hace que entres a la historia, hay que dejar muy bien definidas las personalidades de los personajes y eso se hace en el guión.

“Perdimos la ficción de la radionovela y con el podcast podemos recuperarla, un ejemplo de esto es El Gran Apagón”. 

Tener claro el público al que nos vamos a dirigir, es esencial, pues de esta forma se plantea el lenguaje y la narrativa que se va a trabajar a lo largo de la historia, que además debe servir para algo, pues esta es la única forma para que se mantenga en la mente de quien lo escuche. Hay que darle valor al contenido. 

Finalmente, Blanquiño destaca que hay que aprovechar las herramientas como las redes sociales y plataformas, que son grandes aliadas para llegarle a más público. 

Mira aquí el taller completo:                      

¿Qué te pareció este contenido?