25 Años Nintendo 64

5 Juegos icónicos del Nintendo 64

Hace 25 años esta consola cambió el mundo de los videojuegos para siempre.

En los 90 no había nada más emocionante que prender un Nintendo 64. Los personajes en 3D, los mundos que no eran planos sino que permitían recorrer cualquier punto cardinal, la posibilidad de conectar cuatro controles al tiempo, la incorporación del joystick que le dio un movimiento más fluido de los personajes y un montón de juegos icónicos lograron una revolución en el mundo de las consolas. 

Y puede ser que hoy los cartuchos sean obsoletos y el procesador de 64 bits no se compare en nada con los 3.5GHz y el 4k del Playstation 5, pero hace 25 años, el 64 abrió una nueva era en la que los juegos se volvieron cada vez más complejos y atrapantes. A pesar de que era una consola cara y difícil de piratear, vendió 32,930,000 unidades, por eso, si no tenías el aparato, siempre había algún vecino o algún local con cinco Nintendos, en donde podías pagar por algunas horas de diversión.

El Nintendo 64 impactó a muchos jóvenes noventeros y fue una semilla importante para la explosión de gamers que hemos visto en los últimos años. Por eso, ya que el pasado 23 de junio cumplió un cuarto de siglo, decidimos repasar algunos de sus títulos más icónicos.

Super Mario 64

Fue el primer juego lanzado para esta consola y, como dicta la tradición de Nintendo, su personaje más querido fue presentado en una producción espectacular que cumplió todas las expectativas. La búsqueda por las estrellas ocultas en los cuadros del castillo de la Princesa Peach en el orden que uno decidiera y la capacidad de hacer múltiples trucos con Mario a parte de saltar, convirtieron a este juego en un clásico y uno de los títulos más queridos de la franquicia. 

The Legend Of Zelda: Ocarina of Time/Majora's Mask

Sin duda las dos entregas de Zelda sacadas para esta consola son de los mejores videojuegos de toda la historia. El poder recorrer Hyrule con Link y seguir la historia principal del juego o varias sub aventuras, fue algo impresionante para esa época, ya que no limitaba el universo del personaje a una sola cosa. La belleza de este mundo y el concepto de viajar a través del tiempo atrapó la imaginación de millones de personas. Y tras el éxito de la primera entrega, Majora's Mask perfeccionó el modo de juego y le dio un tono oscuro y lúgubre que fue brillante. 

GoldenEye 007

Basado en la película homónima de la franquicia de James Bond, este juego abrió el camino para los FPS (First Person Shooter) modernos. Antes de GoldenEye, los juegos de darse tiros se limitaban a eliminar enemigos, en cambio este título incorporó las misiones al modo de juego. Además, la historia, el diseño de los mundos y la complejidad de cada nivel lo han convertido en uno de los juegos más queridos de la historia. Y por supuesto su modo multijugador generó una nueva forma de competir con las consolas.

Super Smash Bros

Un juego de peleas como ningún otro que se convirtió en una de las joyas de la corona de Nintendo. Super Smash juntó varios personajes de la empresa y los puso a combatir de forma alucinante. Esta franquicia cambió la forma en que se jugaban los juegos de pelea, que solían ser un plano fijo con poca movilidad. Aquí podías explorar campos de batalla llenos de armas y trucos especiales, que volvían cada sesión de Super Smash algo supremamente adictivo. 

Conker's Bad Fur Day

Uno de los juegos más incorrectos e irreverentes de Nintendo 64. Este título diseñado para un público adulto, nos adentraba en la cómica aventura de Conker, una ardilla que luego de una noche de fiesta debe encontrar el camino a casa mientras evita a los secuaces del rey pantera que quieren secuestrarlo para usarlo como la cuarta pata de una mesa. Violencia inecesaria, algo de erotismo, lenguaje vulgar y mundos en los que hay que resolver acertijos protagonizan este juego que, además, presentó un multijugador con siete distintas modalidades. 

¿Qué te pareció este contenido?