10 sitios turísticos para visitar en tu ciudad y alrededores: Pasto

¡Bienvenidos a la muy noble y muy leal ciudad de San Juan de Pasto!

¿Alguna vez se han preguntado por qué a Pasto le dicen la Ciudad Sorpresa de Colombia?  Resulta que después de recorrer muchos kilómetros por la Cordillera de los Andes, llega un momento en el que dentro del paisaje montañoso se abre un panorama inesperado para los visitantes: una metrópoli, organizada en medio del Valle de Atriz y justo al lado del Volcán Galeras, una de las montañas de fuego más peligrosas del Latinoamérica.

Ahí, en ese territorio, la herencia cultural de sus antepasados indígenas confluye con el legado colonial, sumado a las expresiones presentes del acervo pacifico-amazónico de todo el departamento. Pasto es una ciudad diversa, ancestral, gastronómica, artesanal, teológica, artística, ambiental. Es, sin lugar a dudas una ciudad sorpresa.

Pero, para conocerla mejor hay que transitar sus calles, conocer a su gente y acercarse a su identidad, por eso les proponemos algunos lugares y planes para turistear la ciudad:

Museo del Carnaval de Negros y Blancos

El Carnaval es la celebración más importante, su manifestación es única y por ello fue declarado por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en 2009. Lo ideal es visitar Pasto en medio de su fiesta, para conocer de cerca todo el fulgor y jolgorio que se vive en los primeros días del año, pero si no pueden venir justo en esas fechas ¡no pasa nada! porque pueden pasarse por el Museo del Carnaval de Negros y Blancos, un espacio de exhibición permanente del arte popular expresado en esta tradición cultural.

En cada sección podrán conocer su historia y apreciar las creaciones de los artesanos en cada una de las expresiones patrimoniales del Carnaval. El museo está ubicado en la Calle 19 con Carrera 42, en el Centro Cultural Pandiaco.

 Foto tomada del Facebook de Museo del Carnaval de Negros y Blancos

 

Un helado de Paila, por favor

Uno de los postres más tradicionales del país se hace en Pasto y toma su forma en una gran paila de cobre. Por una reacción física, el sumo de una fruta como la mora, o una esencia como la vainilla, combinada con agua o leche, se desprende de su fase líquida para llegar al estado semisólido, ya que la paila gira alrededor de unos bloques de hielo que enfrían el metal, el cual, al tiempo, entra en contacto con el líquido y lo convierte en un helado. El solo proceso es un arte y la sensación al probarlo es inexplicable: su sabor, textura y temperatura no tiene comparación.  Pueden degustarse con un heladito de Paila frente al Parque de Santiago o en el Barrio San Ignacio, sobre la calle 15 con carreras 32 y 34.

 Foto tomada de Turismo Pasto

Un recorrido por las iglesias

La presencia de grandes y majestuosos templos católicos con más de 5 siglos de existencia le ha dado a la Pasto el nombre de ciudad teológica de Colombia, en este punto el recorrido puede ser una ruta de fe o arquitectónica. Las edificaciones cuentan historias, el pasado colonial y el sincretismo religioso está reflejado en los monumentos de gran valor artístico, con varios estilos e inmensos oleos que hacen de cada iglesia una obra de arquitectura digna de admirar. En el centro de la ciudad pueden encontrar, en menos de 2 km a la redonda, los templos de: San Juan Bautista, La Catedral, La Merced, Cristo Rey, San Agustín, San Andrés, San Felipe, Santiago, entre otras.

 Foto tomada de Turismo Pasto

Parque Natural Chimayoy

A pocos kilómetros del casco urbano de la ciudad se encuentra un centro recreativo dedicado al descanso, el disfrute y la contemplación de la naturaleza. Su nombre, Chimayoy, en lengua quillasinga significa “ir al encuentro con el sol”; es un espacio para conocer la biodiversidad de plantas y flores de la zona andina, mientras caminan por el sendero ecológico de aproximadamente una hora de recorrido, el cual inicia con una laguna, muchos árboles y una quebrada cerca del camino. Es un espacio ideal para desconectarse de la tecnología, compartir en familia y aprender el valor de la vida ambiental. Para llegar hasta el parque pueden tomar el transporte público, especialmente la ruta C14. 

 Foto tomada de SITUR Nariño

Un tour de cafés especiales

El café de Nariño es uno de los más conocidos y apetecidos por su sabor y aroma. En su ciclo productivo se involucran condiciones geográficas, fisiológicas de las plantas, de secado, y por supuesto, la dedicación y conocimiento de los cafeteros de la zona quienes hacen que este sea uno de los productos insignia del departamento para el mundo entero.

Su calidad ha conquistado diferentes continentes, y en Pasto, los visitantes, tienen la oportunidad de visitar varios lugares donde el café es el protagonista con sus características únicas como en el Café la María o el Café Moneta, donde también pueden visitar la Casa de la Memoria. En cada lugar podrán degustar una taza con café procedente de Buesaco, La Unión, Chachagüí, Samaniego, Colón, Arboleda, La Florida, solo por mencionar algunos municipios cafeteros del departamento.

 Foto tomada de Pexels. Autos: Negative Space

Museo del Oro

La mejor forma de entender el presente de un pueblo es conociendo su pasado, por eso el Museo del Oro Nariño del Banco de la República en Pasto, cuenta con una colección, parte del legado arqueológico del sur de Colombia, junto con una historia que vincula el pasado con el presente. Las obras de orfebrería y cerámica de las sociedades que poblaron la cordillera de los Andes en la época prehispánica dialogan en cada vitrina con las de quienes vivieron en la costa del Pacífico, y así narran la vida, los saberes y las artes de sociedades creativas y laboriosas que hicieron posible la rica diversidad de hoy.

Descubrir estos objetos del pasado, explorar cómo se hicieron y qué significan, es reconocerse como nariñenses de hoy y entender mejor una de las regiones más sorprendentes y acogedoras de Colombia. El museo, de entrada, gratuita, está ubicado en la calle 19 No. 21 – 27.

 Foto tomada de Museo del Oro de Nariño.

La “Laguna de la Cocha” o El “Lago Guamuéz”

Entre la neblina del corregimiento del Encano, se esconde un imponente cuerpo de agua, en el cual, descansa el Santuario de Fauna y Flora Isla de La Corota, el área protegida más pequeña del país. A 40 minutos de la zona urbana de Pasto, se encuentra este lugar del cual hay que decir, no es una laguna, aunque así se la ha llamado tradicionalmente, en realidad es un lago porque tiene entradas y salidas de agua. Este se puede recorrer en lancha para conocer los miradores, la isla y las veredas aledañas.

Su vegetación propia de un sistema de páramos complementa muy bien la experiencia de conocer el puerto y su gastronomía, para probar una deliciosa trucha arcoíris con un hervido, la bebida típica de la región.

Foto tomada del Facebook de Alcaldía de Pasto

Las nuevas apuestas gastronómicas

En Pasto hay un movimiento que está resaltando las tradiciones culinarias y los ingredientes locales, para fusionarlos con la cocina de vanguardia. Es una generación de jóvenes cocineros que propone un nuevo concepto de la cocina Nariñense.

Les hablamos un poco de esto en la Caravana Radiónica 2020 y lo comentamos de nuevo porque el ejercicio de entablar diálogos con portadores de tradición y crear nuevos platos hace que, para el paladar, visitar la ciudad sea un verdadero encuentro con la sorpresa. Uno de los eventos donde más se manifiesta esta novedad es el Encuentro Internacional de Sabores Andinos: Gastrodiversa y para este año ustedes están invitados del 22 al 24 de octubre.

 Foto tomada del Pasto Capital Gastrodiversa 

Parque Ambiental Rumipamba

Un escenario para el encuentro, el arte y la cultura es hoy el Parque Rumipamba, un quechuismo cuyo significado es “llanura de piedras”, es también conocido como el parque San Andrés ya que comparte el espacio con el templo del mismo nombre. Este parque fue entregado a los pastusos en 2020, pensando como un lugar para habitar la ciudad, en él se destacan sus amplias zonas verde, senderos iluminados y una ventana hacia el pasado por medio de una exhibición arqueológica que cuenta la historia de la ciudad desde el periodo colonial. Para visitarlo deben llegar hasta la carrera 27 con calle 16.

 Foto cortesía de Sebastián Eraso Castillo

Casa de la Cultura de Nariño

En el corazón de la ciudad existe un lugar que alberga diferentes manifestaciones culturales como música, pintura, literatura, poesía, teatro y muchas más, cohabitando el espacio de forma armónica. En la Casa de la Cultura de Nariño  no solo se comparten y se exponen las creaciones de los artistas y gestores culturales de la ciudad, sino que, a la par, se forma y sensibiliza con arte a la ciudadanía, es un lugar que gesta el pensamiento del quehacer artístico regional. Pueden visitarla en la carrera 26 Nº 18-93 en el centro de Pasto.

 Foto tomada de Pinacoteca Nariño

 

 

¿Qué te pareció este contenido?