El mató a un policía motorizado

“El vino, Dios, la música, los padres, los amigos, el barrio y el clima”. Esas son también algunas de la influencias de esta banda argentina que desde el 2003 acompaña los días grises de una generación que encontró en la música un lugar para procesar estados de ánimo que no solo encuentran su común denominador en el desamor.

El mató le canta con optimismo a la oscuridad, a la adversidad, al dolor, a la tristeza y a la vida. Y sus canciones se han convertido con el paso del tiempo en himnos dentro de una escena underground 100 % ligada a su público, donde a su vez se han forjado una serie de bandas en distintos lugares del continente que han encontrado en las historias y los sonidos de Santiago Motorizado, Niño Elefante, Pantro Puto, Doctora Muerte y Chatrán Chatrán, una inspiración para vivir y hacer música.

En Argentina son la base de un movimiento musical lejos de los clichés del rock and roll que ha ido expandiéndose poco a poco por rincones de Latinoamérica y España. Y su más reciente álbum, La Sintesis O’Konor (2017), los catapultó en los corazones de quienes los han seguido durante más de diez años.

En Colombia los hemos visto en numerosas ocasiones y sus shows son el vivo reflejo de todas esas emociones que generan sus canciones en quienes las hacen propias y exteriorizan con alegría y amor.

Los encuentros que se generan alrededor de El Mató en vivo son memorables, emotivos y honestos; están llenos de los clásicos que encontramos en sus primeros EPs, como ‘Sábado’, ‘Día de los muertos’ y/o ‘Chica Rutera’; y también cargados de esas canciones que instantáneamente se han ganado un lugar en nuestra memoria musical: ‘El tesoro’, ‘La noche eterna’, ‘El mundo extraño’ o ‘Fuego’.

La banda argentina lanzó ya hace 2 años el álbum de su carrera, el mejor que han hecho en más de una década de historia, y con el que se consolidaron en América Latina como uno de los referentes indiscutibles de una nueva generación de músicos que hace canciones pensando no solo en las melodías sino en las letras, sencillas pero poderosas, directas y sensibles, profundas y emocionantes.

La Síntesis O'konor (2017) es el mejor álbum de El Mató a un policía motorizado, y es un disco de letras, de historias sobre y para quienes le han encontrado sentido a la pérdida, quienes han encontrado la belleza, profunda, en las cosas sencillas de la vida, quienes resucitan después de un adiós para volver a comenzar y encuentran en la música las ganas que a veces faltan para vivir. Con ese disco bajo el brazo, El Mató llega al Concierto Radiónica 2019 para dar alegría anuestros corazones.