[Reseña] Get Out de Jordan Peele

Si no la vieron en salas de cine el año pasado, búsquena ahora, ya que gracias a su nominación en la categoría de Mejor Película en los premios Oscar, regresó a carteleras nacionales.

Una pequeña discusión surgió en los premios Globos de Oro de este año cuando Get Out (2017), una de las películas más importantes del año anterior fue nominada en la categoría Mejor película comedia o musical. La polémica se generó por varias cosas: la primera porque la cinta de Jordan Peele está catalogada como una película de misterio/ terror, y la segunda porque al entrar en el rubro de comedia no competiría ante películas como Shape Of Water o The Post. En un momento tan delicado como por el que pasa Hollywood, muchos sintieron que este asunto era una forma de sacar del camino una película sobre un asuto tan crítico como racismo.

Y es que Get Out es muchas cosas. Es cierto que tiene una historia que al final puede ser considerada de terror, sin embargo parecería más un terror de parodia de películas de serie B. También es cierto que hay un elemento cómico en algunos de sus personajes, y algunas escenas parecen sacadas de una comedia del absurdo. Es una historia sorprendente que tiene también momentos dramáticos. Pero por encima de todo la película presenta una una visión distinta y sorprendente sobre el tema del racismo en Estados Unidos.

Lo sorprendente de Get Out es que los racistas de la película no son los norteamericanos conservadores que tantas veces hemos visto ser el antagonista en temas raciales. Aquí el racismo soterrado va por cuenta del norteamericano liberal y progresista, quel que dice fuerte que cree en la igualdad de razas pero de manera muy hipócrita le da a la población negra un papel menor dentro su jerarquía social.

Jordan Pelle logra de una manera sutil - por momentos - y visceral (literalmente) - en otros -, ponernos a pensar en los problemas que muestra claramente la Ámerica de Donald Trump, pero también los que escondió la América de Barack Obama. Es una cinta que puede ser vista como una muy original película de suspenso o como una pieza de reflexión.

Get Out estuvo en teatros hace un año, con una muy buena acogida por parte de la crítica, incluso Guillermo del Toro (quien tiene la película con más nominaciones en los premios Oscar) la incluyó entre su listado personal de las mejores producciones del 2017. Si ustedes no la vieron en salas de cine el año pasado, búsquena ahora, ya que gracias a su nominación en la categoría de Mejor Película en los premios Oscar, regresó a carteleras nacionales. Vale la pena buscarla, su universo - bastante grande - hace que sea difícil de etiquetar en determinado género pero también ahí radica lo interesante que resulta verla.

¿Qué te pareció este contenido?