Foto tomada de IMDb

[Reseña] El Gran Showman

Si se encantaron con musicales como La La Land, Los Miserables y Chicago, esta película de la temporada puede interesarles...

El Gran Showman es justamente lo que representa, un producto de entretenimiento elaborado con todo el detalle y experiencia para aquellos que gusten de los musicales. Su gran reparto, canciones originales y la producción de veteranos en la materia, le asegura a la cinta un espacio como el musical de la temporada.

Después del éxito de películas como La La Land (2016) y Los Miserables (2012), Hollywood ha notado que el género musical en la gran pantalla tiene todavía muchos adeptos, y no podía dejar pasar la temporada sin ofrecer un interesante éxito de taquilla que cumple lo que promete, entregar una historia entretenida encapsulada entre canciones que ya resultan nominadas en algunos de los premios más importantes.

El Gran Showman es una película semi-biográfica inspirada en la vida de P.T. Barnum, cofundador del Barnum & Bailey Circus, y tristemente recordado por ser uno de los mayores estafadores de la historia. Estamos hablando del hombre que cosió la cola de un pez a un mico para ofrecer un encuentro con una sirena. Y decimos semi-biográfica porque además de ser una versión enormemente romantizada de lo que pudo o no ocurrir en su vida, la película se concentra en utilizarlo a él como excusa para contar la historia de un circo de personas fuera de lo común, todo con un claro y bonito mensaje de respeto y celebración de las diferencias en los seres humanos.

La película dirigida por Michael Gracey es un regreso a las raíces musicales de Hugh Jackman que interpreta junto a un elenco de actores y actrices diestros en el canto y en el baile, un guion escrito por Bill Condon, la mente detrás de otros musicales como Chicago (2012) y Jenny Bicks, una de las plumas detrás de Sex And The City. El gran atractivo de la película radica en las interpretaciones del reparto encabezado por Jackman junto a Michelle Williams, Zac Efron, Zendaya y Rebecca Ferguson entre otros que se destacan considerablemente aportando grandes momentos musicales así también como actuaciones de calidad.

La historia, aunque deja mucho que desear y parece solo convertirse en el entre tiempo entre canciones y coreografías de buena calidad, cumple su cometido al justificar intervenciones musicales bien logradas y al final de todo permitirle al espectador tener una buena experiencia, si le agradan los musicales, claro está.

La banda sonora esta compuesta por el equipo de Benj Pasek y Justin Paul, autores de City Of Stars de La La Land, que en esta oportunidad vuelven a destacarse. La película recibió tres nominaciones en los Golden Globe en las categorías Mejor Película: Musical o Comedia, Mejor Actor - Musical o Comedia para Hugh Jackman, y Mejor Canción Original para This Is Me, canción principal.

De nuevo, si le agradan los musicales y está dispuesto a un poco de libertad creativa en cuanto a la completamente ignorada parte biográfica de la película, se encontrará con una cinta entretenida llena de coreografías y un homenaje a la grandilocuencia y encanto del mundo del espectáculo, con toda la falsedad que eso implica.
 

 

¿Qué te pareció este contenido?