Cinco recomendaciones de un documentalista para contar historias

Caio Cavechini, periodista y documentalista brasileño, pasó hace unos días por el Festival Gabo en Medellín.

Una historia puede contarse de múltiples formas. Y con la llegada de nuevas tecnologías y plataformas digitales (y su posterior masificación), esto se ha convertido en un acto casi cotidiano. Estamos expuestos todo el tiempo a múltiples relatos que cualquiera puede crear. Pero, ¿cómo narrar esa historia que está en nuestro entorno que siempre hemos querido contar?

Caio Cavechini es un periodista brasileño que se ha dedicado a contar historias bajo una mirada periodística pero a la vez muy propia, a través de documentales y reportajes en los que muestra realidades suyas, cotidianas o incluso de trascendencia nacional. Ha sido ganador de reconocimientos periodísticos en Brasil y Latinoamérica por sus trabajos, y recientemente ha estado contando su experiencia en Colombia a través de talleres para entusiastas del periodismo y del audiovisual. 

Para él, lo primero que tiene que suceder para contar una historia que parte de la realidad es tener una mirada particular de ella, “si no la encuentras (en la historia) tal vez no sea el caso de un documental, ya que este debe ser una visión tuya de ese tema que quieras contar”. Todo parte, según Caio, de tener un ángulo propio para contar las cosas.

A través de su experiencia, Caio Cavechini nos ha dejado, a modo de reflexión, cinco recomendaciones que son útiles al momento de comenzar a contar una historia, y que si bien parten del principio de realización documental, perfectamente pueden ser aplicadas para contar cualquier tipo de historia que encontremos en la realidad:

1. "Encontrar un tema que te emocione, que te movilice de una forma para sacrificar tiempo de tu vida para que lo busques. Un tema, una historia, un personaje que te emocione”

2. “Tener paciencia, ya que un documental no se resuelve en un día ni en dos. Hay que observar la realidad que estás proponiendo registrar y controlar un poco la ansiedad para que logres una observación un poco más dedicada”

3. “Pensar las situaciones audiovisuales, las situaciones cotidianas o las situaciones complejas, cambios de vida y demás que puedas registrar, para que tu documental sea más rico audiovisualmente”

4. “Mirar referentes, trabajos de otras personas que ya se hicieron sobre el mismo tema”

5. “Crear algún tipo de expectativa para enganchar al espectador, una estrategia que haga quedar a alguien por largo tiempo viendo tu trabajo”

¿Por qué seguirle apostando a contar -y ver- historias que no son cortas?

“La gente siempre va tener necesidad de profundizar en una historia, de salir por algunos minutos de su realidad para conocer otros sitios. No veo un mundo en el que toda la gente va pasar todo su tiempo consumiendo información ligera; por lo contrario las personas se quedan horas seguidas viendo contenidos, y entonces todavía hay espacio para los contenidos largos, para los libros, para los documentales".

¿Qué te pareció este contenido?