'Masacre en el estadio', el documental sobre la muerte de Víctor Jara

Netflix aborda la historia inconclusa del asesinato de Víctor Jara y la Masacre en el Estadio Chile, 45 años después.

Te recuerdo Amanda es uno de esos clásicos latinoamericanos que traspasan fronteras y hacen memoria, y son los acordes de asa canción del Pongo en tus manos abiertas... (1969) de Víctor Jara lo primero que suena en Masacre en el estadio, el documental de Netflix dedicado no específicamente a Víctor Jara, sino a su asesinato el 16 de septiembre de 1973 en el Estadio Chile, rebautizado en 2003 como Estadio Víctor Jara.

Este documental original de la plataforma de streaming se centra en el crímen del músico y activista chileno, y es el cuarto capítulo de ReMastered, una serie sobre historias inconclusas del mundo de la música que ya cuenta con episodios dedicados a Johnny Cash, Bob Marley y Jam Master Jay.

La pieza que se estrena este viernes 11 reconstruye en detalle los días en los que Víctor Jara estuvo detenido en el estadio que se utilizó como centro de detención y torturas luego del golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973 que derrocó al presidente Salvador Allende.

Producido por los hermanos Michael y Jeff Zimbalist, y musicalizado por Camilo Salinas con canciones originales que parecen inspiradas en las composiciones del autor de Luchín (La población - 1972), Masacre en el estadio cuenta con múltiples testimonios, el de prisioneros políticos que compartieron con Víctor Jara durante la detención, el de su viuda Joan Turner, quien lleva cuatro décadas buscando justicia, el de la viuda de Charles Horman, periodista estadounidense asesinado en el recinto, y también habla del exteniente Pedro Barrientos, quien desde hace casi dos décadas reside en Florida, Estados Unidos, el mismo que el programa En la mira de Chilevisión entrevistó en exclusiva en 2012, y que cuatro años después fue declarado culpable de torturas y del asesinato de Jara por un tribunal federal estadounidense como parte de un juicio civil que lo obligó a pagar 28 millones de dólares a los familiares del artista.

“Cuando me voy a dormir, siempre pienso en la injusticia que han hecho conmigo”, comenta Barrientos en el documental, en el que además dan testimonio dos exguardias de su confianza que lo exculpan.

 

 

¿Qué te pareció este contenido?

Para comentar debe Registrarse

Enviar