Lars von Trier y 'La casa de Jack': la polémica hecha asesino serial

"Espeluznante y sádica". "Basura repulsiva y tóxica". Lars von Trier, nunca inadvertido.

¿Qué decir de la nueva película de Lars von Trier? ¿Cómo abarcar lo inabarcable? ¿Cómo describir lo que es imposible de resumir? ¿Cuántas veces será necesario revistarla para entenderla y analizarla por completo, con la precisión y el detalle que merece? ¿Cuánto tiempo tendrá que pasar para que su cualidad de obra maestra del cine contemporáneo sea indiscutible? 

Más allá de lo provocador -dentro y fuera de la pantalla- que pueda resultar Lars von Trier, el calificativo de uno de los cineastas más apasionantes de nuestro tiempo no da lugar a duda ni siquiera para quienes no son devotos del danés. Pasando por Anticristo (2009), Melancolía (2011), Nymphomaniac (2013) y todo lo polémico y deslumbrante de su filmografía, sus piezas son joyas audiovisuales, sí, a veces inexlicables, pero por ello mismo exigentes, que se completan con la mirada del público y el análisis que éste haga de ellas, y su nueva película, The House That Jack Built (2018), no es una excepción. 

Difícil y complejo intentar reducirla a apreciaciones básicas y ligeras, porque lo que hace Lars von Trier en su nueva película ni siquiera es reflexionar o exponer, es teorizar, evolucionar su discurso defendiendo su arte desde la autocrítica, afrontando todo eso por lo que lo han señalado (misoginia, apología del nazismo y/o violencia gratuita), afróntandolo con madurez, creatividad y conocimiento absoluto.

Y por ello resulta imposible tratar de abordar en un solo texto todo lo que nos propone el danés en la 'La casa de Jack’, donde partiendo de una historia cinematográfimente abordada infinidades de veces (un asesino en serie que relata algunos de los muchos -muchísimos- asesinatos que ha perpetrado a lo largo de 12 años) se permite explorar, por actos, escenarios como los sueños, la conciencia, la moral y el arte;  hay que decirlo, con maestría narrativa, estética, conceptual y actoral.

Pero también hay aspectos para discutir, el asunto de las mujeres y el ya mencionado odio de director hacia el sexo opuesto (la relación artista - humano), así como la necesidad de empatía de los personajes y el uso excesivo y descaradamente explícito de la violencia física; pero para seccionar y analizar minuciosamente habrá que ver la película, primero, en salas (no con la marca de agua con la que la proporcionan las distribuidoras a la prensa), y tenerla luego en nuestras manos para regresar a ella las veces que sea necesario. 

The House That Jack Built (2018) se estrenará en salas colombianas el jueves 2 de Mayo. Vean el tráiler a continuación.

¿Qué te pareció este contenido?