Diez películas latinoamericanas para ver en Netflix

Brasil, Uruguay, Argentina, Perú, México, Colombia. Invitados a revisar el catálogo latinoamericano de Netflix.

¿Les ha pasado que no saben qué ver cuando entran a Netflix? Es como si la oferta fuera poca, es básicamente como llegar al restaurante y leer la carta durante media hora y cuando el mesero pregunta por la orden no saber qué decir. Así me sentí la última vez que entré a Netflix y terminé viendo Tiempos violentos, pero luego me fijé en los géneros y opté por revisar el catálogo latinoamericano y me di a la tarea de ver todas aquellas películas que no había tenido la oportunidad de revisar antes…

En este conteo les cuento lo que encontré. Las recomiendo todas, en ninguna de las siguientes películas -todas ellas estrenadas en la presente década- sentí que perdía mi tiempo.

Un cuento chino (2011)
Sebastián Borensztein
Argentina

Cuando una película tiene a Ricardo Darín en el protagónico uno va a la fija, su presencia es un filtro confiable, sabemos que él hará bien cualquier papel que le pongan y sabemos que él también habrá elegido más que bien la historia de la que hace parte; pues Un cuento chino es eso, es la confirmación de que Darín hace oro todo lo que toca.

La película es una fábula y parte de una micro historia ridícula, un hecho inverosímil, poco creíble hasta para el mismo Darín, quien interpreta a Roberto, un viejo gruñón y ermitaño, pero sensible y bueno, tan bueno como para recibir en su casa a un desconocido, un chino, Jun, que acaba de llegar a Argentina y ha sido robado y tirado a la calle, y que como por azar se encuentra al único argentino que parece dispuesto a ayudarlo, con el que además no se entiende, y es por ahí, por esa barrera idiomática por donde viene la moraleja de esta fábula: Jun y Roberto parecen inicialmente no tener nada en común pero a pesar de la lengua y el origen geográfico que los separa, sumado a los problemas de una convivencia obligada, algo los une, la soledad, los dos perdieron a sus familias y eso los hace semejantes, la vida los trata como a iguales, y aunque nada parezca tener sentido, sabrán que el haberse encontrado no fue por una simple cuestión de azar.


Todas las razones para olvidarte (2018)
Pedro Coutinho
Brasil

Este drama juvenil nos presenta a Antonio, a quien la decisión de su novia Sofía por terminar la relación lo toma por sorpresa. Él no comprende cuáles fueron las razones por las que todo ocurrió y de manera tardía se da cuenta de lo que significaba ese noviazgo para él. El insomnio, el desasosiego y la tristeza lo llevan a buscar soluciones en el alcohol, las terapias psicológicas, los antidepresivos, y hasta Tinder...

Esta película recrea paso a paso y de manera divertida el drama por el que pasamos todos tras una ruptura amorosa: la negación, la incertidumbre, los cuestionamientos, los intentos fallidos por dejar de pensar al otro, la búsqueda de diversión, la rutina insoportable que afrontamos como en piloto automático, el rencor y los mensajes de odio, las preguntas a los amigos del otro, la stalkeada, los celos, el intento de diálogo que fracasa.

Solo el peso del tiempo transcurrido nos obliga finalmente a aceptar que no hay marcha atrás, que todo acabó y que la vida continua.

Recomendada, pasarán un buen rato, es una película ágil, fácil y entretenida.


Todos se van (2015)
Sergio Cabrera
Colombia

La novena y más reciente película del director de La estrategia del caracol (1992) es la adaptación de una novela ambientada en Cuba del mismo nombre y escrita por Wendy Guerra.  

Esta es una película sobre niños -no para niños- y relata con el matiz político, económico y social de la Cuba comunista en crisis de los años 80 la historia de una niña, Nieve Guerra, que sufre la disputa legal de sus padres por obtener su custodia; ella escribe todo en su diario y sus relatos nos hacen recordar lo importante que es ese período de la vida, donde lo más difícil es la relación con los adultos.

'Todos se van' relata una historia poderosísima sobre la infancia, una película con un Sergio Cabrera tan vigente como sabio, quien logró con una sensibilidad infinita trasladar  las sensaciones que produce la lectura de un libro a la imagen cinematográfica. Estuvo muy poco tiempo en cartelera, así que no dejen pasar la oportunidad de verla.


El Candidato (2016)
Daniel Hendler
Uruguay

Esta comedia negra y aguda tiene a Martín Marchand como protagonista, un empresario que ha decidido lanzarse a la política y contrata a un grupo de creativos para que en un par de días lo asesoren y construyan la imagen de su campaña. Cada reunión es un disparate, y cada uno de los personajes que integran el equipo hace su aporte en la construcción de una hilarante crítica a la publicidad, el marketing político.

En El candidato hay de todo, humor, drama, desconcierto, patetismo, crítica, acidez, cinismo, egolatría y mucha absurdez, es ésta última la característica mejor lograda en el personaje que representa al político y todo lo que hay detrás de la construcción de su imagen.

Una película recomendada por su lenguaje y sus formas, por la construcción de personajes y la narrativa que sin duda explora un tinte muy distinto a lo que hemos visto en tragicomedias latinoamericanas.


La delgada línea amarilla (2015)
Celso García
México

Cinco hombres trabajan en equipo pintando la línea amarilla de una carretera que conecta dos pueblitos mexicanos; tienen 15 días para hacerlo y en esos 15 días cambiarán sus vidas, serán distintos tras haber terminado el encargo y todo gracias a una serie de sucesos que no son solo resultados o consecuencias de algunas acciones, también puede haber algo de azar ahí. 

Esa carretera es en sí, la vida misma, y pintándola los cinco personajes se conocerán entre ellos, y a la luz de los otros verán la vida como un entramado de sueños y derrotas.

Celso García hizo de su ópera prima una historia honesta, sencilla, agil y entretenida. Sus relatos, con una banda sonora (Daniel Zlotnik) que navega entre la road movie y el western. Recomendadísima.


Siempre viva (2016)
Klych López
Colombia

Esta película narra los hechos ocurridos durante el día de la toma del Palacio de Justicia desde la perspectiva de seis habitantes de una casa de inquilinato del barrio La Candelaria de Bogotá; y está basada en la obra del dramaturgo Miguel Torres, Siempreviva, una de las obras más importantes del teatro colombiano del siglo xx.

Klych López estrenó esta, su ópera prima, para el aniversario número 30 de aquel holocausto, uno de los capítulos más difíciles y dolorosos de nuestra historia, uno inconcluso, con desaparecidos, con víctimas no restituidas. Por ello la importancia de esta pieza cinematográfica, una oportunidad para reflexionar nuestra realidad, nuestra historia y nuestro presente a través del cine.

En esta película destacan varios aspectos, uno de ellos es el plano secuencia, usado para narrar gran parte de la historia dentro de aquel pequeño reciento del inquilinato, elección que además recuerda los orígenes teatrales de la historia; por otro lado están los actores, que brillan, también en parte por la técnica usada en la narrativa. 


Te prometo anarquía (2015)
Julio Hernández Cordón
México

No pensaba recomendarles esta película porque la primera impresión que me dejó fue confusa, pero luego no pude sacármela de la cabeza y comprendí que la intención del guatemalteco Julio Hernández Cordón desde la dirección se cumplía a cabalidad.

El tráfico de sangre no es el tema central, es sólo un elemento de la historia que cobra su importancia cuando se convierte en una arista para explorar la relación humana, de amor y amistad, entre sus dos protagonistas: Miguel y Johnny.

Este amor es uno sin categorías, y su rutina está atravesada por la cultura del skateboard en un país donde el narcotráfico ha fracturado el sistema social, político, económico y humano; sin olvidar todo eso y sin perder el foco de su atención, Te prometo anarquía explora una relación de amor puro y desinteresado, pero ligado al fatalismo que representa la realidad de un país implícita en este drama donde la riqueza principal radica en la naturalidad desbordante de los actores elegidos, y en la música, exquisita.


Cómo funcionan casi todas las cosas (2015)
Fernando Salem
Argentina

¿Eres feliz? ¿Qué te hace feliz? ¿Cuándo fue la última vez que fuiste feliz? A Celina la hace feliz cantar, pero no es feliz porque a parte de no cantar y vivir en una casita en medio de la nada y tener un trabajo aburrido y poco inspirador, acaba de perder a su padre, y su madre la dejó cuando ella era una bebé. Ella es una veinteañera sin rumbo, no le ha encontrado sentido a la vida, hasta que, optando por dejar un novio al que además no ama, decide reunir dinero para irse en busca de su madre, y para ello se hace vendedora de libros, como su padre, pero en esa experiencia, dramática y agobiante, su objetivo se ve alterado.

Esta es una peli encantadora, lo es por su personaje principal y por los secundarios, lo es también por la forma en la que está contada, por cómo se construye plano a plano haciendo también uso de elementos de otros lenguajes cinematográficos; en Cómo funcionan casi todas las cosas (2015) el libro que intenta vender Celina no sólo da título a la película, sino que interviene en la estructura narrativa, por eso veremos a varios de los personajes intentar responder ciertas preguntas existenciales, que harán que de la mano de las historias que nos narran nos preguntemos también por nuestras vidas y el sentido de éstas.


La hora final (2017)
Eduardo Mendoza de Echave
Perú

Esta película recrea la captura de Abimael Guzmán, líder de la organización subversiva y terrorista Sendero Luminoso, que ha estado activo en el Perú desde finales de la década de 1970 y comenzó la autodenominada Guerra Popular o lucha armada el 17 de mayo de 1980, un día antes de las Elecciones Generales.

La historia, ubicada en la década de 1990, en plena guerra, gira en torno al Grupo de Inteligencia de la PNP (GEIN), específicamente en torno a dos de sus integrantes, Carlos Zambrano y Gabriela Coronado, cuyas historias familiares y personales nos presentan un abanico mucho más amplio de esa guerra y sus repercusiones, las mismas que sigue padeciendo Perú en la actualidad y donde están involucrados el Gobierno, el Estado, el grupo subversivo y hasta la CIA.  

Este es un drama policial y humano, como thriller no funciona, pues La hora final más que hacer referencia a la captura de Abimael Guzmán nos recrea en microrrelatos ese conflicto personal al que nos lleva la guerra cuando nos obliga a tomar un bando y sin importar el cuál sea, nuestra postura siempre tendrá que optar por el bien de la humanidad, porque es nuestra responsabilidad.


Cuatro lunas (2014)
Sergio Tovar Velarde
México

Un poeta anciano que busca explorar su homosexualidad con un joven heterosexual que se prostituye para viajar en busca de su familia. Un joven universitario que se reencuentra con un amigo de la infancia y juntos descubren que son homosexuales. Un niño de escuela víctima de la homofobia de sus compañeros y con temor a aceptar ante sus padres que le gustan los de su género. Una pareja de gays con una relación de 10 años que se ve amenazada por la aparición de un tercero.

Este es un drama sobre la libertad sexual narrando en cuatro líneas, una propuesta interesante desde el punto de vista narrativo y conceptual. Una película que explora con bastante sensibilidad la infinidad de dilemas personales y sociales a los que se enfrenta la comunidad LGBTI; una apuesta también por humanizar a quienes han sido condenados al rechazo y se han atrevido a cuestionar la necesidad de nuestra sociedad por categorizar todo aquello que es diferente.

¿Qué te pareció este contenido?

Para comentar debe Registrarse

Enviar