Las 10 mejores películas de Martin Scorsese

Esta es la historia de un artículo por encargo con decisiones difíciles. ¿Cuáles son sus favoritas del maestro Scorsese?

 

INT. SALA DE REDACCIÓN RADIÓNICA. DÍA

Oscar Javier Romero (37) personaje jovial, comunicador social y realizador audiovisual, se encuentra pensativo frente al teclado de su computador buscando las palabras perfectas para arrancar el artículo que le han encomendado. Luce ansioso, bebe sorbos largos de un tinto tibio como si en el fondo de la tasa fuera a encontrar la respuesta a su disyuntiva. Se lleva la mano derecha al mentón y estruja su barba mientras intenta canalizar en texto la emoción que le produce el tema que le han encomendado.

FLASHBACK

Mariel Bejarano (28) editora web de Radiónica, irrumpe en el despacho de Oscar mientras éste termina la edición de un video. Oscar lleva puestos sus audífonos y no escucha muy bien lo que Mariel le acaba de decir.

- Oscar Romero: ¿Me estás hablando a mi?, no veo a nadie más aquí… ¿Me estás hablando a mi?

- Mariel Bejarano: Sí. ¿Por qué no te escribes un artículo de las mejores 10 películas de Martin Scorsese?

Suena Gimme Shelter de The Rolling Stones mientras la cámara se acerca lentamente a la cara de Oscar , que se queda viendo a Mariel.

- Oscar Romero (voz en off): Desde que vi por primera vez una película de Scorsese, supe que iba a ser muy difícil hacer un conteo de únicamente 10 películas de Scorsese, pero, ¿y si no lo hacía? No pasaría nada, lo más seguro es que otra persona terminara haciéndolo, sin embargo, no podía perder la oportunidad.

- Mariel Bejarano: ¿Y entonces?

Oscar miró detenidamente a Mariel y después de tres segundos le contestó

Oscar Romero: Lo voy a escribir

SALIMOS DEL FLASHBACK

Oscar Romero (emocionado): ¡Ya sé! Ya sé cómo lo voy a arrancar

Martin Charles Scorsese nació en Queens, Nueva York en 1942, ha dirigido 25 largometrajes (contando The Irishman cuyo estreno está programado para este año) y si fuera fiel a mí gusto por las películas de Scorsese, este conteo se llamaría 'Las 25 mejores películas de Martin Scorsese', porque seguro The Irishman (2019) va a ser otro logro cinematográfico de uno de los mejores realizadores de la historia del cine.

 

10. AFTER HOURS (1985)

“What do you want from me? I’m just a Word Processor!"

¿Tiene ustede un trabajo repetitivo y la monotonía los posee?, ¿Está aburrido (a) y solo (a) por la vida sin nada mejor qué hacer que pagar la cuenta de Netflix? Pues esta película es para usted por tiempo ilimitado.

After Hours. Comedia negra contada enteramente en una sombría noche neoyorquina, en la que Paul Hackett (Griffin Dunne) pierde el tren y queda atorado en la espesa e impredecible noche de un peligroso barrio de la parte podrida de la gran manzana.

Película de situaciones absurdas y extremas, en donde cada cosa que le pasa es peor que la anterior, una oda que parece escrita a la mala suerte, pero en realidad resulta ser un bálsamo que le inyecta emoción a una vida cansada y reiterativa.

 


9. CAPE OF FEAR (1991)

“Then in self defense, I could do something to you would no like, right here” Nueve veces se han juntado Robert de Niro y Martin Scorsese para hacer genialidades, en esta ocasión Bob se metió en la piel de Max Cady, un psicópata vengativo con actitud, muchos tatuajes, camisas hawaianas y un corte de pelo que hasta lo hace ver bondadoso, hasta que se lo peina con cantidades furiosas de gel.

Max Cady es un referente de aquellos sicópatas que no necesitaron sierras eléctricas o guantes hechos de cuchillos para amedrentar; le bastó una sonrisa descarada, un tiempo en prisión para estudiar leyes, esa pinta veraniega de turista y el asedio silencioso y bien planeado para hacerle la vida imposible al abogado, que catorce años atrás, no se dio mañas para evitarle la celda. Una película en donde el malo de Max evitó a toda costa los preceptos pacíficos de Don Ramón: “La venganza nunca es buena, mata el alma y la envenena”.

 


8. THE DEPARTED (2006)

“One of us had to die. With me, it tends to be the other guy”. Suenan las agudas notas de las gaitas que esta vez no acompañan protocolos funerarios, no, esta vez ambientan la graduación de un contingente policial que velará por los derechos y la seguridad de los habitantes de Boston. Lo único es que entre esos protectores de la ley, hay una rata que ayuda a la mafia local. En 2002 Andrew Lau y Alan Mak dirigieron en Hong Kong Infernal Affairs, una película en la que la policía infiltra a un agente en la mafia, y estos a su vez hacen lo propio con un de los suyos para que les dé información desde adentro de la jefatura policial. En 2006 Martin Scorsese hizo un remake excelente (en un país que se esfuerza mucho por hacer remakes de mala calidad) en el que trabajó con Leonardo DiCaprio, Matt Damon y Jack Nicholson. La película es un thriller, pero también en un policíaco, pero también es una comedia negra que lo tiene todo: ritmo, actuaciones memorables, una banda sonora llena de actitud, la inmensa capacidad de Scorsese para contar a la mafia y la memorable escena del ascensor. 

 


7. GANGS OF NEW YORK (2002)

“You see this Knife? I’m gonna teach you to speak English with this fucking knife!” Martin Scorsese tenía la idea de hacer esta película desde 1978, le tocó esperar un buen rato para que los costos de producción no fueran un problema, ya que la película se ambienta en 1862, época en la que los barcos llegaban repletos de inmigrantes Irlandeses en busca de mejores horizontes, pero por el contrario se encontraban con los autodenominados “nativos” que en cabeza de Bill “The Butcher” (Daniel Day-Lewis), pretendían expulsarlos con el diálogo como la última de las alternativas. Gangs of New York es una batalla campal que libran a punta de cuchillo, hacha y coraje, todos aquellos que quieren asentarse con libertad en un territorio próspero. Amsterdam (Leonardo DiCaprio), además de eso, tiene entre ceja y ceja a Bill, ese peligroso carnicero que años atrás acabó con la vida de su valiente progenitor.

 


6. MEAN SREETS (1973)

“You don´t make up for your sins in church, you do it in the streets”

Esta película es clave para entender lo importante que es Martin Scorsese para el cine. Mean Streets fue un punto de partida en el que el director pasó de hacer películas por encargo, a verdaderamente materializar todo ese universo que le invadía los pensamientos desde que era tan solo un pequeño con asma que se la pasaba en cine.

Los personajes de Mean Streets (fue la primer película que hizo con Robert De Niro) son los jóvenes que el director veía mientras seguramente chupaba helado en Queens cuando apenas era un pequeñín. Nueva York se viste de oportunidad y los mafiosos consagrados tienen que lidiar con las explosivas personalidades de aquellos que tienden a no medir las consecuencias de sus actos, en esta ciudad de armas y fe.

 


5. RAGING BULL  (1980) 

“I’m gonna win, there is no way I’m going down, I don´t go down for nobody”

Fue la primera película que me mostró el lado más dramático de Martin Scorsese. Una epopeya boxística que cuenta las peleas que tuvo que librar Jack LaMotta (Robert Deniro) tanto adentro como afuera del ring. Víctima siempre de su temperamento volátil y salvaje, LaMotta luchó contra demonios que lo tuvieron muchas veces contra las cuerdas.

Una película imperdible en blanco y negro que muestra a un soberbio De Niro (ganó el Oscar) recibiendo los golpes de la vida y devolviéndoselos con creces. Imposible olvidar la escena de los créditos iniciales, en la que Jack LaMotta recorre el ring en cámara lenta, mientras entra en calor para una pelea, con las melancólicas notas de Cavalleria Rusticana de Pietro Mascagni de fondo.

 


4. THE WOLF OF WALL STREET (2013)

“The name of the game: move the money from the client’s pocket to your pocket”

Si ustedes alguna vez se han preguntado cómo se vería un hijo concebido por la extravagancia y el exceso, pues disipen la duda, ese hijo sería The Wolf of  Wall Street. Una película de un rejuvenecido Scorsese que cuenta la vida de Jordan Belfort (Leonardo DiCaprio), un corredor de bolsa que el FBI investiga por fraude.

Belfort reúne un grupo de vendedores dedicados principalmente a la venta de narcóticos para crear una empresa que llega a facturar millones y millones de dólares. Esta película tiene un ritmo frenético, cada cosa que pasa es más desenfrenada que la anterior y llega un punto en el que la plata abunda más que las cosas que existen para gastársela. 

La academia desvío la mirada al momento de darle el premio Oscar a DiCaprio, parecía muy claro que era la primera estatuilla que el actor tuvo que haber tenido encima de su chifonier.

 


3. TAXI DRIVER (1976)

“Twelve hours of work and I still cant’t sleep. Damn, days go on and on, they don’t end”

Esta es una obra maestra, de ahí que muchas (si no todas) las personas que llegaron hasta acá en el conteo, seguramente se están preguntando cómo su servidor no la puso en lo más alto. Créanme, fue difícil.

A Travis Bickle (Robert De Niro) le cuesta conciliar el sueño porque los demonios de la soledad y la guerra de Vietnam roncan mucho. Consigue trabajo como taxista en esta Nueva York setentera de callejones baldíos y brumas espesas, de oficinistas dementes que quieren matar a sus esposas porque les están siendo infieles, de jóvenes prostitutas que miden calles con engreída inocencia para llegar a donde su respectivo proxeneta, de cines porno, de amores esquivos y por supuesto de Travis, un antihéroe que busca su espacio en esta poesía descarnada que Scorsese supo dejarle al cine.

 


2. GOODFELLAS (1990) 

“To me, being a gangster was better than being president of the United States”

Y los buenos muchachos dijeron 'Presente'.Tengo un especial afecto por las películas de mafia, siempre he encontrado muy llamativos los códigos que le dan forma a su imaginario, las caracterizaciones, la forma de hablar, la elegancia, la frialdad tanto en los actos como en las palabras, ese sentido de imponente superioridad, el uso del poder y el silencio, ese que pase lo que pase siempre tiene que estar acompañando el arma que cargan.

Goodfellas es hipnótica, de un ritmo frenético que difícilmente permite el parpadeo, es una de esas películas icónicas en la que todo está en perfecta sintonía: los planos, la música, los diálogos, la tensión, la crueldad, las actuaciones (imperdible Joe Pesci), la traición y hasta el humor negro, es muy difícil no emitir una risa culposa viendo a tres gánsters que están cenando jovialmente en la casa de la madre de unos de estos, mientras afuera, en el baúl del carro, hay un tipo moribundo que tienen que liquidar y enterrar.  Increíble película.

 


1. CASINO (1995)

“You beat Nicky with fists, he comes back with a bat. You beat him with a knife, he comes back with a gun”

Sé que el porcentaje de personas que pondrían esta película en lo más alto de un conteo de Scorsese es bajo, yo me la juego.

Esta película es provocativamente brutal; la mafia se toma Las Vegas en la década del 70 y usan a Sam “Ace” Rothstein (Robert De Niro) para que se encargué de un casino ficticio. Todos los elementos que Martin Scorsese supo forjar en su narrativa, están presentes pero elevados a la décima potencia en esta película, si bien el uso de la voz en off en recurrente, en Casino es un recurso que no se limita a una sola voz, ¡conspiran con el público varios personajes! Y eso es brillante.

Ira, rencor, traición, amor, drogas, una soberbia Sharon Stone (nominada al Oscar), el volátil Nicky Santoro (Joe Pesci), la tensa calma y el manejo estratégico del poder de “Ace” Rothstein, la escena de los bates en medio de los espesos cultivos y una banda sonora con canciones como Can´t you hear me Knocking de The Rolling Stones y The house of rising sun de The animals, que se clavan en los recuerdos con las imágenes que Martin Scorsese magistralmente acompañó. Una obra maestra. Como toda su obra.

Termino este artículo por fin, con la satisfacción del deber cumplido y habiéndome repetido varias películas del señor Scorsese. Le paso el resultado a Mariel Bejarano y después de tomarse el tiempo para leerlo vuelve a mi despacho.

Mariel Bejarano: Lo leí, me gustó el listado que hiciste, sé que para ti no era fácil dejar únicamente 10…

Oscar Romero: Muchas gracias por invitarme a hacerlo, sí, fue difícil escoger 10

Mariel Bejarano: Además hay partes que me parecieron graciosas

Óscar levantó la mirada de golpe y la miró fijamente

-Oscar Romero: ¡¿Graciosas?! ¿cómo graciosas?

- Mariel Bejarano: No, no… digo que hay partes divertidas que refrescan el texto

- Oscar Romero: ¿Te divierto? Soy como un payaso para ti ¿Cómo gracioso?

Mariel lo mira y sin decirle nada se retira.

¿Qué te pareció este contenido?