La película mexicana "Ya no estoy aquí" aspira al Oscar y al Goya

"Ya no estoy aquí", la película de Fernando Frías, viene escalando posiciones de cara a la temporada de premios.

Fue una de nuestras películas favoritas del 2020, en los Premios Ariel del cine mexicano logró 10 premios, incluyendo mejor director para Fernando Frías de la Parra y Revelación Actoral para Juan Daniel García, quien interpreta a Ulises. 

Netflix ha difundido la cinta en su servicio de streaming, y con ella la plataforma volvió a tener presencia en los Premios Ariel después de que el año antepasado "Roma", de Alfonso Cuarón, ganara también 10 estatuillas.

Recientemente, la película fue nominada a Mejor Película Iberoamericana en los Goya 2021, que celebran lo mejor del cine español, certamen en el que compite con títulos como El Agente Topo (Chile), de Maite Alberdi; El olvido que seremos (Colombia), de Fernando Trueba; y La Llorona - 80 % (Guatemala), de Jayro Bustamante. Este último título, al igual que  "Ya no estoy aquí", fueron las opciones de sus respectivos países para aspirar a la nominación al próximo Óscar por Mejor Película Internacional.

 

Sobre "Ya no estoy aquí"

Migración, soledad, violencia, abandono y cumbia, son estos los elementos que conforman la fascinante película estrenada en Netflix, un retrato hermoso y triste de la esencia de la latinoamericanidad, el mestizaje.

Ulises (Juan Daniel Garcia Treviño) es un joven que vive en un barrio marginal de Monterrey y pertenece a la cultura urbana de los Kolombia o cholombianos, amantes de la cumbia rebajada. Sus días pasan entre música, concursos de baile y la delincuencia que se vuelve tan sofocante, que Ulises se ve obligado a emigrar a Nueva York. 

Una vez en la gran ciudad, solo, discriminado y sin donde caerse muerto, Ulises se aferra a lo único que lo mantiene con vida, la cumbia. Esta es una atrapante historia contemporánea presentada sin filtros, ni poses.

“Ya No Estoy Aquí” habla de la alegría de pertenecer a algo más grande que nosotros, a una cultura y a un territorio que le da sentido a la vida. La película es a la vez una reflexión acerca de la tragedia de ser arrebatado de ese espacio y perderlo para siempre, un drama que se vive todos los días en nuestra región.

Secuencias de baile alucinantes, un guión conmovedor y atrapante y una banda sonora genial, hacen de este largometraje una joya moderna del cine mexicano. 

¿Qué te pareció este contenido?