Carlos Moreno: De perros comiendo perros, a lavaperros

El director caleño estrena su nueva película en Netflix y por eso le presento esta breve retrospectiva de su filmografía.

En 2008, Carlos Moreno estrenó “Perro come perro”, su ópera prima, que es la historia de dos hombres que no se conocen, y a quienes un malhumorado empresario ferviente seguidor de la brujería densa (nada de espíritus chocarreros), contrata para que venguen la muerte de su sobrino y recuperen unos dólares que le robó un socio que quiere darle en la cabeza.

Esta película respira Cali en cada plano, en cada palabra, en cada gesto, en cada calle que Víctor Peñaranda (Marlon Moreno) y Eusebio Benítez (Óscar Borda) recorren, mientras se las arreglan para no quedarle mal a “El Orejón”, interpretado por el fallecido Blas Jaramillo (soberbio en su actuación), quien es un jefe de métodos extremos que en otros contextos parecerían impensables.

Víctor y Eusebio se ven obligados a compartir el cuarto de un hotel, al que uno iría, tal vez, si no alcanzara la plata para el más barato, y sus interpretaciones nos sitúan en un ambiente hostil, que pasa del drama a la comedia negra con facilidad, y que tiene un fuerte elemento de oscurantismo encarnado la brujería, que es una sazón relevante en la historia de estos dos secuaces.

A parte de la atrapante trama, la cereza del oscuro pastel que compone a “Perro come perro”, la pone Superlitio que fue el encargado de la canción principal de la película.

En 2011, Moreno dirigió  "Todos tus muertos".  Esta es la historia de Salvador (Álvaro Rodríguez), un campesino que se levanta a trabajar y el día que están eligiendo al alcalde del pueblo, encuentra unos cadáveres amontonados en su maizal.

Esta película tiene un ritmo más calmado que "Perro come perro", sin embargo está permeada por ese tono satírico y de humor negro propio del realizador caleño. Imagínense ustedes llegar a “camellar” y encontrarse con la barbarie de frente ¿Qué harían? Seguramente lo mismo que hizo Salvador: salir raudo para el pueblo y avisarle a las autoridades (in) competentes ¡Claro! El tema es que estas personas no quieren armar alboroto el día de las elecciones, y se pone en evidencia que pesa más el miedo al bullicio de la prensa y del pueblo, que los sentimientos propios de indignación e indagación.

"Todos tus muertos" es una mirada descarada y mordaz a un país que en la cotidianeidad constantemente se encuentra de frente con la crueldad.

En 2012 dirigió la adaptación cinematográfica de "El cartel de los sapos".  Esta película se basó en la serie televisiva, que, a su vez, se basó en la novela del escritor caleño Andrés López López.

Esta es una película de acción que cuenta las peripecias de Martín (Manolo Cardona), un joven de clase media que decide ingresa al negocio de las drogas, quien escala de tal manera que llega a convertirse en una pieza fundamental de el “Cartel del norte del Valle”. El tema es que a Martín se le sale todo de las manos, y estando en Estados Unidos, la DEA (en cabeza del actor norteamericano Tom Sizemore), le echa mano y no le queda otra que soltar la lengua para salvar su pellejo.

Esta es una película con un elenco de primer nivel, que hecha mano de clásica la premisa que cobija a las películas de mafiosos: “sube como palma y baja como coco”.

“Lavaperros”, que, a juzgar prematuramente por el tráiler, regresa al tono descarado, callejero y cáustico del realizador caleño.

La película toca el tema de la decadencia encarnada en la piel de Don Óscar (Christian Tappan), un narcotraficante perseguido por Duberney, prestamista del pueblo que lo hostiga incansablemente y hasta le tiene vigilada la casa por dos hombres vestidos  de obreros. 

Seguro veremos personajes cínicos y desvergonzados que darán forma a este universo de búsquedas, no solo de poderes, si no de identidades.

Desde el 5 de marzo este largometraje estará disponible en Netflix y la invitación es a que veamos la película, disfrutemos del cine, y en este caso en particular, del cine colombiano. Finalizo el artículo esperando con su publicación sumar, y ganar puntos, aunque muchos no van a ser porque dejé por fuera “Que viva la música” (2015), película que no he visto, y de la cuál espero sus opiniones.  

¿Qué te pareció este contenido?