Imagen tomada de La Sonora 100 Fuegos en Facebook

La Sonora 100 Fuegos regresa de la mano de Bukowski

La Sonora 100 Fuegos está de regreso. Y está de regreso con El Baile de Jim Beam.

Hablar de La Sonora 100 Fuegos es hablar –tal vez– de una de las mejores épocas del rock colombiano de las últimas décadas. Es recordar un momento en que los conciertos de bandas locales movían una cantidad de seguidores importante. Es ir a unos años en que el público bogotano, cada fin de semana, iba a ver tocar a sus agrupaciones favoritas sin el miedo al fantasma de la repetición.

Es hablar del Auditorio La Calleja (Av. 19 # 125 – 26), del Auditorio Macondo (Cra 13 A # 78-61) o El Antifaz (Clle 15 # 4 – 34), escenarios que, como pocos, construyeron una comunidad de fanáticos que se informaban a través de Cuatro Canales, el programa dedicado al rock colombiano de 99.1, la Frecuencia Joven de la Radiodifusora Nacional de Colombia.

También es hablar de los principios de proyectos artísticos tan relevantes como La 33 (Sergio Mejia) o Curupira, de colectivos como La Distritofónica (Jorge Sepúlveda), o de expertos en selección musical como Yabanko (Luis Fernando Ubayán), sin dejar de lado el trabajo de otros de sus miembros en el campo editorial (Juan David Correa), las bandas sonoras (Andrés Ortiz) o la gestión cultural (Cristian Londoño).

Es continuar hablando de una historia que, durante 20 años, quedó relegada a privilegiados que fueron testigos de un movimiento artístico en el que la música colombiana se nutría de una identidad latinoamericana; en la que ver a los Fabulosos Cadillacs se sentía como ser visitados por los Rolling Stones o que tener un concierto de Desorden Público en un Rock Al Parque convocaba a miles de fanáticos del género al Teatro al Aire Libre la Media Torta.

¿Qué pasó hace 20 años? “Nos separamos. Cada uno de los 10 integrantes cogió un camino muy distinto. Evidentemente el más conocido y brillante es el de Sergio Mejia que fundó la orquesta La 33. Jorge Sepúlveda también hizo música y hace música con bandas de jazz como Curupira, como La Distritofónica. Los otros miembros estudiamos, trabajamos, hicimos nuestra vida y seguimos en contacto”, afirma Juan David Correa, cantante.

Ahora, movida por la invitación de una reunión para el Jamming Festival 2020, La Sonora 100 Fuegos está de regreso. Y está de regreso con El Baile de Jim Beam, la primera canción que crearon como banda allá en 1996 luego de la disolución de un primer proyecto conocido como Pakistán Libre. 

“La compusieron musicalmente Sergio Mejía y Farouk Pérez […] Yo estaba leyendo con gran entusiasmo a un escritor que sigo leyendo hoy que se llama Charles Bokowski, para mí un descubrimiento a los 18 años muy poderoso. Está basada en una novela que se llama Hollywood que él escribió cuando inició el rodaje de Barfly (1987), la película que hizo Barbet Schroeder basada en sus libros y en su personaje Hank Chinaski […] El guion que escribe el personaje de Chinaski dentro de la novela Hollywood se llama El Baile de Jim Beam, que es este bourbon muy famoso que bebe día y noche y que bebía día y noche Bukowski y su personaje de Chinaski”, cuenta Correa recordando que la primera versión fue registrada en un “casete perdido” y que ahora fue regrabada a manera de homenaje.

 

 

Pero El Baile de Jim Beam y el Jamming Festival 2020 no es lo único. La Sonora 100 Fuegos, en medio de los actuales ensayos, se prepara para el lanzamiento de tres sencillos más. El primero se llama Tremenda Paliza y se estrenará el próximo 10 de diciembre. En febrero llegará Farsante hasta que después de marzo se estrene un disco con lo que han estado trabajando, según Correa, “con calma y tranquilidad”.

“Nuestras pretensiones son ir despacio, reunirnos, estar contentos. No todos somos profesionales de la música y eso hay que decirlo. Hay gente muy superior en el grupo y no todos vivimos en Colombia. Hay gente que vive en Europa. Otra gente vive acá. Así que por ahora los planes son hacer un muy buen concierto en el Jamming. El camino nos irá dando también las herramientas y los elementos de juicio para saber qué podemos y que no podemos hacer”, concluye.

¿Qué te pareció este contenido?

Para comentar debe Registrarse

Enviar