El en vivo, el universo de Invisibles

“Unidos por el Mar”, incluida en el disco debut de Invisibles, es nuestra canción de la semana.

“Esto lo digo a manera de desahogo personal, extrañamos mucho ensayar”, dice Bryan Oróstegui, baterista de Invisibles. Y es que lejos del cliché, Invisibles es una banda que encuentra su universo en el en vivo, tanto así que su álbum debut homónimo fue grabado de esta forma en una sesión de solo dos días.

Que el proceso de grabación haya sido rápido muestra lo anterior. Es, en síntesis, evidencia de una agrupación que ha usado el tocar como su entrenamiento esencial. Por eso no sorprende que durante más de un año hayan estado probando las nuevas composiciones en caliente, frente al público, tomando atenta nota a las reacciones de sus seguidores ante canciones que el pasado mes de abril se materializaron en uno de los discos más atractivos lanzados en la música alternativa colombiana del presente 2020. 

“El proceso de composición duró alrededor de un año. En ese tiempo, que fue el 2019, estuvimos tocándolo en vivo. Se tocaron varias canciones para ver cómo reaccionaba el público, y dependiendo de ellos y de lo que íbamos escuchando, íbamos haciéndole cambios, descartando algunas canciones y combinándolas para crear al final este álbum llamado Invisibles”, cuenta José Daniel Mejía, vocalista de la banda. 

Fue en ese período de tiempo en que se escogieron las canciones y se tomó la decisión de registrarlas en vivo. Bajo la producción de Virgilio Rodríguez y la ingeniería de Emiro Pérez (EM Records), se le dieron forma a 10 cortes que muestran la cohesión de Invisibles como proyecto.

“Quisimos probar grabando instrumento por instrumento, pero no se lograba la misma solidez que uno puede captar de ellos cuando los ve tocando en vivo”, cuenta Virgilio, y agrega: “hicimos una labor bastante bonita. Fue rápido. Luego vendría la mezcla y todo el asunto de cómo queríamos que sonara realmente sin que dejara de sonar como la banda tocando en vivo. Este proceso fue básicamente lo que determinó la sonoridad final”.

Esa sonoridad se puede disfrutar no solo en el disco, sino en la sesión en vivo con que la banda presentó el trabajo el pasado 19 de abril en lo que denominaron la Anti-Covid Session. De esta forma, el proyecto busca reinventarse en tiempos de confinamiento obligado, lo que además les representó el aplazar una gira por algunas ciudades de Colombia y Perú. “Estamos trabajando en casa para producir contenidos nuevos. De hecho, ya empiezan a verse los resultados. Ya lanzamos el Anti-Covid Session que se realizó completamente desde el confinamiento y pronto saldrá un video lyric de uno de los sencillos del álbum. Así vamos generando diferentes tipos de contenido”, cuenta Bryan.

Su primer larga duración y sucesor de un EP llamado Apariciones (2018) vuelve a poner nuestros ojos (y oídos) en la música proveniente de la Costa Caribe colombiana. Una región que, con el pasar de los años, ha desarrollado un estilo propio que nace de la libertad creativa de artistas que se permiten la experimentación y que buscan comunicar a partir de un discurso sonoro alejado de corrientes impuestas.

“Santa Marta como tal, como región, a diferencia de las otras regiones del país, no ha tenido un referente musical que haya llegado hasta un punto de reconocimiento sea alternativo, en el rock o en el metal; no hay lineamiento musical que seguir. Eso ha sido bueno, un plus para nosotros porque agarramos de donde más nos gusta la música y la combinamos en estas piezas. De hecho, si escuchas diferentes bandas de Santa Marta no vas a encontrar ninguna igual, hay una cantidad de colores y sonoridades que puedes agarrar y puedes escuchar. Siempre hay una diferencia en cuanto al sonido de cada una. Es enriquecedor y también hace la diferencia en cuanto al rock de nuestro país”, dice José.

“Unidos por el Mar”, incluida en el disco debut de Invisibles, es nuestra canción de la semana. Disfrútenla a continuación: 

¿Qué te pareció este contenido?