Foto tomada de Facebook

Electric Mistakes juega al "4-4-2"

Una excelente canción que parece salida de un spaghetti western, con un hermoso coro y dos riffs psicodélicos.

En 1966, Inglaterra, el equipo anfitrión de la Copa del Mundo, se consagró por primera y única vez en su historia campeón del mundo con un sistema de juego sólido basado en una exacta distribución del terreno en zonas. Conocido como el 4-4-2, el sistema reforzaba la línea media, buscando un juego en equipo organizado y equilibrado entre la defensa y el ataque. 

Aquel sistema de juego, popular incluso hasta nuestros días, permite al equipo cuidarse con cuidado, alcanzando un balance entre defensa y ataque en el que cada jugador cumple un rol específico. Cada pieza, sin rendirse, cuida sus pasos, y con fuerza y calma, logra sus objetivos.

A pesar de su uso generalizado a lo largo y ancho del planeta, el sistema no es garantía de éxito. Electric Mistakes, que actualmente presenta en su formación a Ana Bermeo, Veronika Zurita, Natalia Gordillo, Mariana Ordoñez, Laura Perilla y Juan Hernández, lo sabe y lo deja claro en su primer adelanto del que será su tercer larga duración.

“No todos los equipos juegan igual y por lo tanto no a todos les genera buenos resultados, de la misma manera que no todas las personas pueden lidiar con sus problemas siguiendo los mismos consejos”, aseguran. Todo esto es entregado en un empaque que parece salido de un spaghetti western, con un hermoso coro y dos riffs psicodélicos (uno más psicodélico que el otro). 

4-4-2, tal vez la mejor canción en la carrera de Electric Mistakes, llega acompañada de un video oficial producido por la banda, dirigido por David Ramírez y protagonizado por Judith Segura. Un soporte audiovisual que resalta el sentimiento de una composición que, al igual que el sistema de juego al que hace referencia, es equilibrio, en este caso, entre el dolor y la esperanza. 

Lo nuevo de Electric Mistakes fue grabado en Inmotion Studios, contó con la producción de Camilo Rengifo, Camilo Maldonado y Juan Hernández y con la masterización de Sebastián Bernal.

¿Qué te pareció este contenido?