Moby, sus memorias y su posición frente a la tauromaquia

"Porcelain", las memorias del artista norteamericano, fueron publicadas en su versión en español. Lean algunas impresiones del productor y multiinstrumentista.

Moby presentó junto a la editorial española Sextopiso sus memorias en español. "Porcelain", que cuenta sus historias de vida en el círculo underground de 1989 a 1999, son más de 400 páginas en donde el artista norteamericano relata y describe de forma íntima el ambiente que lo llevó a consolidarse como músico. 

Los viales de crack vacíos en los andenes del metro, las fiestas rave en sótanos desiertos y almacenes abandonados, las prostitutas que se abrían paso entre la sangre y las vísceras en el Meatpacking District, y los lofts en alquiler por 500 dólares al mes, son algunos de los escenarios desde los cuales Moby narra su historia de vida, los mismos que le ayudaron en su proceso creativo.

Según el propio Moby, sus memorias le sirven para entender ese extraño mundo en el que vivió más de 20 años después de estar en él. 

La invitación de Trump

Recientemente Moby fue invitado a ser parte del acto que celebraría la llegada del Presidente Trump a la Casa Blanca en los Estados Unidos. Invitación que recibiría con lago de gracia pues le pareció increíble que alguien pensara en él para ser parte del show. Como respuesta a la invitación, el artista de 51 años hizo una playlist con las canciones que habría puesto de haber aceptado la propuesta (hay canciones de Public Enemy, Rage Against the Machine, Radiohead, Green Day, The Clash, Sex Pistols, John Lennon, entre otros).

En septiembre de 2016 Moby presentó "These Systems are Failing", su más reciente disco, coincidiendo con la llegada al poder de Trump y siendo esta la mejor manera de sentar una posición contestataria junto a las páginas de sus memorias. En una reciente entrevista para El Mundo, el artista afirmó: "No espero que la gente compre este disco, ni siquiera que lo escuche", dejando en claro que el álbum es una excusa para lanzar mensajes políticos de un Moby que ya no es el mismo de hace 20 años.

En las mismas delcarciones, Richard Melville Hall (su verdadero nombre), se mostró agradecido con Trump por mostrarle la maldad al mundo:

"De alguna forma muy extraña, estoy agradecido a Trump. Porque él no creó el racismo, ni la misoginia, sino que les dio a sus seguidores un vehículo para ello. Ahora sabemos que existen y cuán terribles son, pero al menos es algo que se puede combatir. No puedes curar una enfermedad a menos que seas consciente de que está ahí. Por eso mi gratitud hacia él, porque nos ha permitido ver el mal".

Un ser animalista

Otra de las causas artísticas de Moby es su lucha en pro de los animales, lucha que se refleja en la páginas de "Porcelain" y en producciones discográficas como "Animal Rights" de 1996. Frente al tema el músico se expresó así: 

No creo que alegrarse por la muerte de un torero sea la forma más compasiva de luchar por los derechos de los animales [...] Para mí, esta es también una cuestión de derechos humanos. Soy un activista de los derechos de los animales porque amo a los animales, pero también porque amo a la gente. Cuando ves el papel de la ganadería en el cambio climático y la deforestación, o del consumo de carne en enfermedades coronarias, el cáncer o la diabetes, o de todo ello en las hambrunas... La verdad es que el uso de animales para comida está destruyendo a la humanidad de igual forma que está destruyendo a los animales".

¿Comparten la posición de Moby? ¿Les gustan sus nuevos sonidos? ¿Se leerán sus memorias? Respóndannos y síganle la pista a uno de los artistas electrónicos más importantes de la historia musical.

¿Qué te pareció este contenido?