“La calma”: un proyecto artístico para resistir

El proyecto de un colectivo de artistas de Medellín que narra la sencillez de la calma de nuestros días.

El arte sigue resistiendo y buscando calma en medio del oleaje, y como pasa en el mar, por más grande que sea la ola siempre termina acorralada en la playa. Eso mismo está viviendo la cultura, la creación artística y la música en nuestro país, por suerte, ya nos acercamos a la playa y llegará la calma. En ese trasegar, los artistas se siguen uniendo para resistir y narrar esta realidad sui generis que nos tocó vivir.

Por eso hay que hablar de un colectivo de artistas desde la ciudad de Medellín, quienes crearon una idea de arte colaborativo que tiene interdisciplinas diversas para narrar la sencillez de la calma de nuestros días.

“La calma” es el proyecto ganador de las convocatorias especiales en creación para artes escénicas de la Alcaldía de Medellín. Tiene la intencionalidad especial de crear reflexiones sobre la experiencia del descubrimiento propio, la conexión consigo mismo, el enfrentamiento a las inseguridades y a la ansiedad por el encierro.

Para esto, se reunieron un grupo de artistas escénicos y no escénicos, que basados en la serie fotográfica “La Calma” de Felipe Osorio (The Camera Lover), convirtieron las fotografías en cuatro canciones, que a su vez, fueron tomando diferentes formas:  pieza de arte visual, narración, danza y obra de teatro. 

El resultado final son cuatro capítulos interdisciplinarios intervenidos por once artistas, toda una búsqueda conceptual que brinda la misma calma que juntos buscaron con su tesis inicial. Hablamos con Felipe y Juan, creadores conceptuales y artísticos de esta propuesta multidisciplinaria.

¿Cuál es el significado que tiene la calma para estos días de confinamiento?

En días como estos, la calma es un punto de equilibrio, un lugar de encuentro para respirar y estar tranquilos. Este proyecto nos ha servido como piedra angular para reflexionar y descubrir lo que es realmente importante para nosotros.

¿Cómo el arte se convierte en calma y salvación?

El arte lo hemos convertido en nuestro medio para invocar la calma, es a través de este que hemos podido expiar nuestras inquietudes, nuestros sentimientos y encausarnos en esa búsqueda personal que nos ha llevado a descubrir en el arte las razones para seguir creando.

¿Cómo surgió la idea de “La calma”?

La idea de musicalizar fotografías nació de Felipe, él quería hacerlo con una serie de fotos que llevan el mismo nombre y que hicieron parte de su tesis de grado. Cuando empezó la pandemia y salieron las becas especiales de la Alcaldía, al revisarlas, supe de inmediato que el trabajo de Felipe le quedaba como anillo al dedo. Le pedí que me mandara su tesis de grado, me la leí y empecé a desarrollar la idea de no solo musicalizar sus fotos, sino que pasaran por una segunda intervención artística.

¿De qué manera quieren que esta creación colaborativa avance y se transforme?

Queremos que más artistas de la ciudad se unan, incluso pensar en personas que se expresan no desde el arte, sino desde la cotidianidad, lo que para ellos significa invocar la calma. También tenemos planes de sacar un quinto capítulo que incluye casi todas las artes involucradas en la idea inicial, es decir, que desde la fotografía se inspire una producción musical de varios músicos y escritores, y que la intervención visual tenga danza, teatro y artes visuales.

Toda la información sobre el proyecto, galería, artistas, fechas y más en www.invocalacalma.com

 

¿Qué te pareció este contenido?

Tú votaste 'Me gustó'.