La ANTV entra en liquidación, ¿qué significa esto?

Aquí algunos puntos básicos para entender un proceso que nos involucra a todos.

El 5 de junio de 2019 en la Plenaria de la Cámara de Representantes, se aprobó en último debate el proyecto de ley de modernización del sector de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), más conocido como Ley TIC, que busca fortalecer los mecanismos de modernización y conectividad del país. 

Acorde al contenido de la ley, el pasado 2 de agosto salió el decreto "Por el cual se designa el liquidador de la Autoridad Nacional de Televisión en Liquidación y se dictan otras disposiciones", pero ¿qué significa esto? Aquí un paso a paso. 

¿Qué era la ANTV?

La Autoridad Nacional de Televisión, o ANTV,  era la entidad gubernamental de Colombia que daba las herramientas para que se pudieran hacer realidad los planes y programas del servicio público de televisión. Su misión era garantizar el acceso a la televisión, el pluralismo informativo, la competencia y la eficiencia del servicio. Era además el principal interlocutor entre los usuarios y la opinión pública en relación con la difusión, protección y defensa de los intereses de los televidentes. Esta fue creada con la ley 1507 de 2012 y reemplazó la Comisión Nacional de Televisión, la cual redistribuyó sus tareas entre esta, la Agencia nacional del Espectro ANE y la Comisión de regulación de Comunicaciones CRC.

Si bien hace varias décadas, en América Latina, la televisión pública fue uno de los pilares de la cultura, e incluso en países como México, Colombia y Brasil, jugó un papel central en los procesos de educación y alfabetización, la oferta privada fue conquistando a la mayoría del público. Sin embargo, en los últimos años el caso colombiano, en lo que se ha visto como una política pública exitosa de la ANTV, se ha convertido poco a poco en un referente para el resto del continente. Incluso, en el país fue el gran protagonista de los premios latinoamericanos más importantes para la televisión pública, los premios TAL, donde se llevó seis galardones.

¿Cómo estaba conformada la ANTV y cuáles eran los organismos reguladores?

La ANTV estaba conformada por cinco miembros de junta que incluían al Ministro de las TIC, un representante del Presidente y tres representantes escogidos por las universidades, los Gobernadores y la Sociedad Civil. Es importante señalar que la ANTV era una agencia estatal y no le pertenecía al Gobierno de turno, lo cual se pensó con el fin de garantizar la autonomía de los medios en pro de los principios de objetividad, veracidad, ética, pluralidad y equidad.

Hasta hoy existían dos mecanismos reguladores en este campo: la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC), que se encarga de regular temas como la telefonía móvil y fija, y, la Autoridad Nacional de Televisión (ANTV). Sin embargo, el proyecto de ley de “modernización de las TIC” busca dentro de sus puntos que la televisión, la telefonía y el Internet sean regulados por un mismo ente. Esto debido a que hoy en día una misma empresa puede prestar todo ese conjunto de servicios.

¿Qué pasa con esta ley y la ANTV?

La Ley TIC, además de temas como el otorgamiento de permisos para la utilización del espectro, de ampliar coberturas, la financiación de la televisión pública, entre otros, propone suprimir la ANTV, por lo que todas las funciones de regulación, inspección, vigilancia y control en materia de contenidos serían ejercidas por la nueva Comisión de Regulación de Comunicaciones.

¿Qué cuestionamientos surgieron? 

El crítico de televisión, Omar Rincón, sintetizó el 31 de marzo, en una columna de opinión para el periódico El Tiempo, algunas de las dudas que existían alrededor del proyecto de ley. Entre estas, argumentó que el Gobierno debía distanciarse del nombramiento directo de comisionados y que la ley planteaba un nuevo conjunto de atribuciones al MinTIC que afectaría la independencia del regulador. 

Explicaba que “los permisos para la utilización del espectro radioeléctrico disminuyen la independencia del regulador, ya que estas funciones no deberían estar en cabeza del Gobierno, es decir del MinTIC”; que las funciones de inspección, vigilancia y control que se le habían asignado a la ANTV, tampoco debían ser ejercidas por una institución política como el Ministerio; o que “el regulador debería ser financiado de manera independiente para evitar que el Gobierno controle y maneje discrecionalmente el Fondo de Financiamiento de la TV pública y los emprendimientos digitales.

También planteó algunas preguntas, como que si al tratarse de una ley de convergencia digital, “¿por qué no (metían) en la misma cancha a Netflix, Apple TV y demás plataformas que es donde va a estar el negocio?” “¿Por qué no (ponían) un mínimo de contenidos y producción nacional en las plataformas y los canales de cable como lo hace Europa? ¿Dónde (quedaba) la soberanía nacional audiovisual?”

¿Cómo respondió el Ministerio?

En su página web, el MinTIC explica que de los 50 artículos que conforman el proyecto de ley, un total de 37 sufrieron modificaciones durante los nueve meses que este duró haciendo trámite en el Congreso de la República. Y que atendiendo a esto, en lo que se refiere al organismo regulador, las cosas serán así: 

Con plena independencia en su funcionamiento entre sí, la Comisión tendrá dos sesiones, la primera de cinco miembros y la segunda de tres miembros.

  • La Comisión de Contenidos Audiovisuales, principal interlocutor con los usuarios de televisión y la opinión pública en relación con la difusión, protección y defensa de los televidentes, estará integrada por tres miembros: dos elegidos por concurso público organizado por universidades, y uno designado por los canales regionales.
  • La Comisión de Comunicaciones, responsable de la provisión de redes y servicios de comunicaciones, incluyendo el servicio de televisión abierta y radiodifundida, estará integrada por el ministro(a) de las TIC, un comisionado designado por el presidente de la República y tres miembros que serán elegidos por concurso de mérito (realizado por Función Pública), para un total de cinco integrantes.

Por otro lado, las funciones de protección de la competencia y del consumidor serán ejercidas por la Superintendencia de Industria y Comercio. 

¿Se zanjaron todas las dudas? 

Desde el principio fue criticado “el afán” con el que era tramitado el proyecto de ley, que contaba con mensaje de urgencia del presidente Iván Duque. Esto obligó a la ministra de las TIC, Sylvia Constaín, a hacer una gira nacional por 16 lugares y sostener más de 30 reuniones con las bancadas del Congreso para socializar el proyecto e ir ajustando cambios, que para varios sectores no fueron suficientes.

Frente a la duda si los contenidos quedaban en manos del Gobierno de turno, pese a que la ministra Constaín expresó que “absolutamente nada” en el proyecto de ley afecta garantías constitucionales como la libertad de expresión, los congresistas que votaron negativamente el proyecto critican que la manera como quedó configurado el nuevo regulador "implica mayorías para el Gobierno", lo que "genera riesgos al control de los contenidos".

Si bien los cinco comisionados ya no son elegidos de una u otra forma por el Presidente de la República, como en la versión inicial, aún hay una mayoría del Gobierno, que ha generado reflexiones incluso desde entidades como la OCDE

Otra de las críticas es el posible detrimento patrimonial que podría suceder al no haber sido evaluados con rigor, según la Contraloría, los costos del régimen habitacional, de las subastas del uso del espectro electromagnético y de las concesiones de televisión.

Comos sea, el proceso de liquidación de la ANTV deberá concluir en un plazo de seis meses.

¿Qué te pareció este contenido?

Para comentar debe Registrarse

Enviar