Jakob Owens en Unsplash

Listo el protocolo para las Industrias Culturales

Esta semana el Ministerio de Cultura dio a conocer el protocolo que permite a las industrias culturales regresar a sus labores.

Con la respectiva aprobación del Ministerio de Salud, se publicó la Resolución 957 de 2020 la cual permite que las agrupaciones, instituciones, entidades, espacios culturales y empresas dedicadas a las artes escénicas, producciones audiovisuales y las industrias culturales a fines, puedan iniciar el diseño de su propios protocolos los cuales deben tener como objetivo disminuir la transmisión del COVID-19 durante las jornadas laborales correspondientes.  

Esta resolución cuenta con 6 puntos. En los dos primeros dan a conocer el objetivo de la resolución y confirman que en un inicio se debe cumplir con las medidas básicas de bioseguridad, indicadas en la Resolución 666 de 2020. 

En el tercer punto se establece todo lo relacionado a la bioseguridad que deben tener en cuenta los responsables de las actividades. Esto hace referencia a las adecuaciones que debe sufrir las áreas en donde se van a desarrollar las diferentes labores. Se resalta el uso permanente del tapabocas, el distanciamiento físico de 2 metros, la desinfección constante de la locación, la limpieza a los equipos de trabajo, el manejo de los residuos, mantener una base de datos de todas aquellas personas que se encuentren trabajando de forma presencial y de igual manera establecer el protocolo en caso de riesgo de contagio. Además, hacen énfasis en la importancia de asignar a una persona o equipo la responsabilidad de desarrollar el plan de comunicaciones que permita dar a conocer este protocolo y a su vez verificar el cumplimiento del mismo. 

El cuarto punto se centra en la bioseguridad de los trabajadores o personal que presta sus servicios. Aquí se dan a conocer los cuidados que debe tener el empleado dentro de su lugar de trabajo, como lo son el uso obligatorio de tapabocas, abstenerse de ir si presenta síntomas de gripa, hacer un buen uso de los elementos de aseo, evitar el consumo de alimentos en su puesto de trabajo, asó como también compartir herramientas de trabajo. 

En este mismo punto se habla de las precauciones que debe tener el trabajador al salir de su casa y al regresar a la misma. También disponen algunas recomendaciones para aquellas personas que deben continuar con el trabajo en casa. 

El quinto punto establece cuáles son los principales espacios locativos que se podrán usar y actividades que se podrán desarrollar una vez se cumpla con todo el protocolo de bioseguridad. 

Teniendo claro todo lo anterior llega el sexto punto en el que se desarrolla cómo se prestarán los servicios de pre producción, producción y postproducción de contenidos de audio, video y artes escénicas. 

Todo lo que respecta a la composición de letras o música y a la escritura de libretos y guiones se debe hacer de forma virtual. Lo mismo sucede con los ensayos individuales, estos deben realizarse en casa por los artistas y así se garantiza que el tiempo en estudio sea más corto. 

En el caso del servicio de grabación establecen una guía de cómo se deben grabar las escenas que incluyan más de dos personas, además resaltan la importancia de cumplir con todas las medidas de bioseguridad descritas en el punto 3 y 4. También se deben cancelar todas las escenas que generen aglomeración de extras. 

Para la postproducción el trabajo desde casa sigue siendo primordial; sin embargo, si se ve la necesidad de reunirse con otras personas para llevar a cabo esta actividad deben realizar acciones importantes como la desinfección de los espacios y garantizar que se cumplan las reglas de bioseguridad básicas. Como novedad aparecen recomendaciones de movilidad de artistas y colaboradores. 

La resolución 957 de 2020 será fundamental para todos aquellos que hagan parte de la industria cultura y quieran volver a sus actividades durante estos tiempos de pandemia. Este documento permitirá el desarrollo de los protocolos a seguir. Estos deberán ser aprobados por “la secretaría o entidad municipal o distrital que corresponda la actividad económica” según lo afirma el Ministerio de Cultura. 

 

 

 

  

 

¿Qué te pareció este contenido?