Chévere pensar en voz alta: ¿Marchar o no marchar?

Tuvimos un programa dedicado al Paro, y escuchamos diversas opiniones e interpretaciones alrededor de este.

El programa Chévere Pensar en Voz ALTA del martes 19 de octubre tuvo como eje la siguiente pregunta: “¿Van a hacer parte del Paro Nacional? ¿Por qué?”. La conversación tuvo como invitada a Sandra Borda, politóloga de la Universidad de los Andes, columnista de la Revista Arcadia y de El Tiempo, quien nos ayudó a interpretar la coyuntura que atraviesa el país. 

Para ella las motivaciones iniciales de la manifestación se han ido transformando, y si bien nace porque los trabajadores y organizaciones sindicales están a la expectativa de unas reformas puntuales, y han sido los primeros en organizar este paro, hoy en día es difícil aseverar que los temas laborales son los únicos que están  provocando la manifestación de la gente. Borda explica que hay más organizaciones que quieren hablar de un montón de cosas, lo cual hace que el análisis no sea fácil. 

Ahora, marchar o no marchar son decisiones igualmente válidas dentro de una democracia. Teniendo en cuenta el diálogo que se dio en el programa y recogiendo algunas opiniones tanto de nuestros corresponsales como de nuestros usuarios en redes sociales, quisiéramos replicar algunas:  

Algunas opiniones a favor: 

  • “Las exigencias son lógicas. Que no se atente contra los derechos de los trabajadores a tener condiciones laborales dignas y con el derecho que tienen los colombianos, después de haber trabajado por años, a una pensión justa en su vejez”. 
     
  • “Marcho por el derecho a tener un trabajo digno como activa y como futura pensionada. Marcho por la reivindicación de todas las reivindicaciones que habíamos obtenido los trabajadores y que nos han sido arrebatadas. No soy ni de derecha, ni de derecha, ni tibia. Marcho porque ya no tenemos derecho a los recargos nocturnos, marcho por la salud, marcho porque cada día trabajamos más y ganamos menos (...)”. 
     
  • “Participo en el paro del 21 para exigir el respeto de los derechos humanos y a la paz en el país. Para que no se vuelva a la guerra, para que no se asesinen más los líderes sociales y los indígenas en el cauca. Que no se maten niños en la guerra. Para que no se haga el fracking y Carrasquilla no decida el futuro del páramo de Santurbán”. 

Algunas opiniones en contra: 

  • “No marcho y no es porque no quiera un país mejor y sin corrupción sino porque no comparto la concepción de país con un estado intervencionista, paternalista, enorme y lleno de poder y anti libre mercado que allí promueven. Me parece que son puras ideas populistas”.
     
  • "Derechos tienen lo que no tienen oficio, porque las personas protestan hasta por reír. Si les dan, protestan por mucho más y si no también. ¿Si fueras del gobierno te aguantarías la gente protestando? Qué pereza".
     
  • "No marcho porque los motivos de la marcha no están claros". 

Sea cual sea la decisión, la invitación es a que sepamos canalizar nuestras diferencias con el fin de llegar a consensos que nos beneficien como país. 

¿Qué te pareció este contenido?