Foto tomada de Pexels, autor: Cottonbro

La No Violencia: un manifiesto pacifista de resistencia

Diferentes movimientos en el mundo adoptaron esta forma de lucha para lograr cambios, aquí les contamos de qué se trata.

“Existen muchas causas por las cuales estoy dispuesto a morir, pero ninguna por la cual esté dispuesto a matar”, fueron las palabras de Mahatma Ghandi en 1927 quien, solo tres años después de escribir la frase, emprendió la Marcha de la sal, un acontecimiento histórico en la búsqueda de la independencia de una nueva nación. Un acto no violento que motivó la desobediencia civil de sus connacionales evitando a toda costa la violencia física. 

En honor a Gandhi, el político, abogado y pensador que lideró la independencia de la India, se conmemora, cada 2 de octubre, el Día Internacional de la No Violencia, misma fecha en la que se celebra su natalicio.  
Pero ¿Cuál es la historia de la No Violencia y de su día en el calendario? Sergio García Doctor en Sociología, especialista en educación y desarrollo social, nos explica lo que debemos conocer sobre del día de la No Violencia

Esta conmemoración fue declarada por las Naciones Unidas en 2007, para quienes la acción No Violenta consiste en: “una técnica por medio de la cual las personas que rechazan la pasividad y la sumisión pueden llevar adelante su lucha sin violencia (…). No es un intento por prevenir o ignorar el conflicto. Es una respuesta al problema de cómo actuar efectivamente en política, especialmente cómo ejercer el poder de manera efectiva”

 

Gandhi es considerado el pionero de esta filosofía y estrategia de acción que, desde mediados del siglo XX, empezó a cobrar mayor relevancia ya que diferentes movimientos en todo el mundo empezaron a asumirla como un principio de acción. 

Bajo esta lógica se busca que, por medio de un movimiento colectivo, el pueblo logre disminuir el poder de sus gobernantes a través de acciones como la protesta, las marchas, la persuasión y las conmemoraciones; al igual que, con la no cooperación y la intervención no violenta a manera de bloqueos u ocupaciones. 

Son varios los personajes que se destacan en la historia contemporánea por aplicar la estrategia pacifista iniciada en India. Aquí les contamos sobre algunos de los líderes mundiales de la No Violencia, sus planteamientos y logros basados en esta filosofía: 

Como ciudadanos, contamos con varias modalidades de acción política propias de la No Violencia como la objeción de conciencia, la desobediencia civil, la resistencia civil, la voz y la argumentación, la no colaboración y la acción directa coercitiva o creativa. 

Y sí hablamos de creatividad, la música es, sin lugar a duda, una de esas manifestaciones que plantean una fuerte posición en contra de la violencia, por eso les recomendamos cinco canciones en español que suenan, versan y cantan desde este principio: 

En Colombia hay experiencias ligadas a la materialización de la No Violencia, por ejemplo, la historia del profesor Gustavo Moncayo, conocido como el 'caminante de la paz', quien en 2007 emprendió una marcha desde Sandoná, en Nariño, hasta Bogotá. En un recorrido de más de 1.000 KM en el que exigía un intercambio humanitario que permitiera la liberación de su hijo, Pablo Emilio Moncayo, secuestrado en 1997. Tres años más tarde de su accionar no violento, su hijo fue liberado. 

 

Si, en Colombia se han registrado actos, hechos, monumentos y lugares que hacen un llamado a la No Violencia, a la verdad, a la justicia y a la no repetición, les presentamos algunos de esos espacios e instalaciones que puede visitar en diferentes ciudades del país donde la No Violencia es un manifiesto de resistencia: 

  • Barranquilla: 

 

  • Bogotá: 
  • Medellín: 

 

  • Pasto: 

Para entender la importancia de estas acciones enmarcadas en la filosofía de la No Violencia, también hay que conocer los estragos de la violencia y la literatura es una forma indirecta de entrar en esos relatos. Antoni Pulgarín, librero de la Fiesta del Libro de Medellín nos hace tres recomendados literarios que abordan el tema de la violencia como eje argumentativo: 

Es vital recordar que la No Violencia es una invitación a cambiar de actitudes, esta no supone simplemente la ausencia de acción, sino todo lo contrario, implica una nueva forma de actuar. 

Es un compromiso de movernos hacia el cambio y más aún en este momento en el que todos los colombianos podemos hacerlo: pronunciarnos, pensarnos en futuro y apostarle a un nuevo camino en el que la No Violencia sea una inspiración para una nueva sociedad.

 

¿Qué te pareció este contenido?