México despenaliza el aborto con un fallo histórico

La Suprema Corte anula la cárcel con la que se castiga la interrupción voluntaria del embarazo en algunos Estados del país.

Hoy en México varias mujeres sostienen sus pañuelos verdes como símbolo de una victoria sobre su cuerpo y autonomía. Esto, luego de que la Suprema Corte de la Justicia de la Nación (SCJN) declarara la inconstitucionalidad de la penalización a mujeres y personas gestantes que deciden abortar en la primera etapa del embarazo. 

Por unanimidad, diez ministros de la SCJN invalidaron el artículo 196 del código penal del estado de Coahuila que imponía de uno a tres años de cárcel “a la mujer que voluntariamente practique su aborto o a la persona que le hiciere abortar con el consentimiento”. 

No tiene cabida dentro de la doctrina jurisprudencial de este Tribunal Constitucional un escenario en el cual la mujer y las personas con capacidad de gestar no puedan plantearse el dilema de continuar o interrumpir su embarazo”, argumentó el ministro Luis María Aguilar, quien presentó el proyecto. El aborto, cuya criminalización es competencia local, solo está despenalizado hasta las primeras 12 semanas de gestación en cuatro de los 32 estados del país: Ciudad de México, Oaxaca, Hidalgo y Veracruz.

Sobre ese mismo tema, la ministra Norma Piña aseveró que el Estado no debe de penalizar el aborto de forma absoluta, ya que de hacerlo se estarían restringiendo el derecho de las mujeres o personas gestantes a decidir sobre su cuerpo.

“El Estado no sólo debe abstenerse de forma absoluta de penalizar el aborto, en donde se restrinja el derecho de las mujeres o personas gestantes a decidir sobre su propio cuerpo, sino que además debe garantizar condiciones mínimas para que ello sea posible”, añadió la jurista en la Sala Superior.

De igual forma, varios ministros afirmaron que la legislación vigente en Coahuila violaba los derechos humanos estipulados en los artículos primero y cuarto de la Constitución Política de este país, especialmente donde se prepondera el libre desarrollo de la personalidad. Especificaron que negarle a las mujeres el derecho a decidir y criminalizarlas por interrumpir voluntariamente su embarazo es discriminatorio y niega el acceso a la salud.

Dado que en todo el país, se practican cada año entre 750.000 y un millón de abortos clandestinos y un tercio de ellos tienen complicaciones que requieren atención médica urgente, esto se considera como un hito importante. Además quienes han defendido que las mujeres son libres para decidir sobre sus cuerpos en casos de embarazos no deseados y violaciones también celebran la decisión.  

¿Qué te pareció este contenido?