¿Por qué no abandonar a nuestras mascotas durante el COVID-19?

Tener un animal de compañía no es su peor error en estos momentos, de hecho, puede llegar a ser su mejor aliado.

¡NO!, los animales de compañía no transmiten el Covid-19! La Organización Mundial de la Salud, los profesionales que están a cargo de estudiar el virus y los veterinarios han confirmado en una sola voz que los perros y gatos no son ni portadores, ni transmisores de este virus. Solamente nosotros entre humanos podemos transmitirlo a otra persona, por eso antes de pensar en si debe o no limpiarle las patas a su perro, si es mejor dejarlo abandonado en un parque, piense si está siguiendo paso a paso los cuidados que debe tener, por lo menos los básicos: taparse con el ante brazo al toser o estornudar, usar tapabocas si tiene síntomas de gripa y, lo más importante, lavarse las manos constantemente. 

Los animales de compañía han sido uno de los principales afectados con el virus, pues muchas personas, creyendo noticias falsas y cadenas de WhatsApp, han decidido abandonar a sus mascotas por miedo a ser contagiados. En la primera semana de cuarentena en mi barrio ya habían abandonado un animal: lo dejaron caminando sin rumbo por el parque donde normalmente se saca a pasear a los animales. Las personas que se lo encontraron le dieron posada una noche, al día siguiente lo llevaron a una veterinaria para hacerle un baño y saber un poco más del perro, su edad, vacunas y posibles enfermedades, con tan buena suerte que en la veterinaria conocían al animal y sabían perfectamente quién era su dueño. Así que lo llamaron a decirle que posiblemente su perro se había perdido, a lo que el señor respondió que lo había tenido que dejar por la situación del coronavirus, pues vive solo y no tiene como comprar el alimento y tampoco puede sacarlo. Finalmente, quienes se lo encontraron decidieron adoptarlo y dale un nuevo hogar, uno para siempre. 

Pero esta es solo una historia de las muchas que se repiten en el país, siempre existe la excusa perfecta para dejarlos amarrados a un poste, en un bote de basura o en la puerta de una fundación. Los animales de compañía son para siempre, no solo son para tener en su etapa de cachorros, implican responsabilidades médicas y alimenticias que debemos cubrir. Aunque si de ellos dependiera tampoco nos dejarían por más que no tengamos como alimentarlos o llevarlos al médico, preferirían morir de hambre y enfermos con nosotros.   

A estos animales que abandonan también se están sumando aquellos que no cuentan con la suerte de tener un hogar, los que han crecido en la calle y viven de la comida que día a día les dan en restaurantes o panaderías, descansan en los talleres mecánicos donde los dejan quedarse un tiempo hasta que cierren, o acompañan a vendedores ambulantes en sus jornadas.

Ahora con la crisis del COVID-19 muchos de estos lugares y personas que les ayudaban a pasar su día a día ya no están, ellos no entienden qué pasó, a dónde se fue la gente y por qué, en los lugares habituales, ya no hay ni boronas de comida. Pensando en ellos han surgido iniciativas muy bonitas como amarrar al poste más cercano de su casa un plato de agua y otro con alimento, para que ellos cuando pasen encuentren comida. También la policía en distintas ciudades ha logrado comprar alimento y hacer un recorrido por los barrios que más animales tienen en la calle y alimentarlos uno por uno. Instituciones y fundaciones que protegen animales también han salido y han puesto su granito de arena para que ellos por lo menos aseguren una comida diaria. 

Tener un animal de compañía no es su peor error en estos momentos, de hecho, puede llegar a ser su mejor aliado. Son el remedio para el estrés, el mal genio, la depresión, el aburrimiento, la soledad y los únicos que van a apoyar nuestra idea de dormir 10 o 15 minutos después del almuerzo, seguro irán felices y sin reproches. Piénselo, seguro estas semanas más de una vez ya le han sacado una sonrisa o un suspiro con solo mirarlos fijamente a los ojos y sentir esa conexión e infinito amor que solo ellos pueden dar con una mirada. 

Está bien que los cuide, pero no exagere. 

Una de las razones por las cuales usted puede salir en este aislamiento preventivo, y que se encuentra justificado en el decreto 457 de marzo del 2020, es para pasear a su mascota; esta caminata debe durar máximo 20 minutos. Una vez regresa a la casa, el médico veterinario Luis Felipe Acevedo, recomienda que limpie sus patas con agua y jabón (pueden tener la mezcla lista en un recipiente spray). Luego, usted debe secarlas y verificar que no queden húmedas porque esto ayuda a la creación de otras infecciones y posibles problemas en la piel. Otra opción es limpiar sus patas con los pañitos húmedos con los que normalmente limpian sus cuerpos. 

Evite exagerar en la limpieza, no use productos como alcohol o cloro pues estos son muy fuertes y pueden lastimar sus patas. Tampoco es necesario bañarles el cuerpo todos los días. Sin embargo, la médica veterinaria Daniela Peñaranda, sí recomienda lavar constantemente sus pecheras, collares y correas, pues el material de estos objetos sí puede implicar un riesgo con el virus.

En lo que respecta a los paseos, el Dr. Luis Felipe recomienda que estos sean cortos y por zonas conocidas tanto por las mascotas como por usted. Esto con el fin de que se proteja y respete las medidas del aislamiento. Si tiene un lugar en donde pueda jugar a la pelota o con el frisbee pueden hacerlo, esto ayuda a quemar la energía. Si usted no cuenta con estos espacios cerca a su residencia, puede aprender a crear juegos en casa y así los animales se distraen y disminuye la posibilidad de que hagan daños. 

Aprovechemos su compañía en estos días raros, consintámoslos, juguemos con ellos, hagámoslos parte de nuestras pausas activas y de nuestros planes en casa. Si tienen la oportunidad ayuden con comida a un animalito de la calle y si pueden ir más allá adóptenlo, será la mejor decisión que usted pueda tomar en estos días de aislamiento. 

A continuación les dejo un video de lo que fue nuestra charla con el Dr.Luis Felipe Acevedo en donde también hablamos de otras cosas como la automedicación en perros y gatos y los alimentos que son altamente tóxicos para los animales. 

 

 

¿Qué te pareció este contenido?