Tres (3) proyectos de Medellín para prestarles atención en 2017



Desde Radiónica Medellín nos recomiendan tres grupos para que los tengamos en el radar del año nuevo...

Imagen tomada de Facebook: Gavilla Changoreta
Sebastián Martínez Pavas
Por: Sebastián Martínez Pavas - Miércoles, 28 Diciembre, 2016 - 19:13

Se lanzan muchas canciones cada año. En Colombia cientos de bandas lanzaron sus discos en 2016, y varias decenas de ellas provinieron desde Medellín.

Este año reseñamos algunos como el de David Machado, Asuntos Pendientes, Parlantes, Feralucia y Mabiland. Y seguro se nos escaparon muchos, por eso no queremos dejar que termine el 2016 sin sugerir tres proyectos que en 2017 seguirán desarrollándose con su ópera prima e incluso con nuevas canciones.

 

Jaibanakus

 
Desde 2014 venían trabajando en canciones de un proyecto que surgió de la inquietud musical de Camilo Vásquez, mejor conocido como Iraka. Él, junto con su amigo Andrés Morales (quien, al igual que Iraka, hizo parte de El Colectivo en la década pasada) comenzaron a componer para lo que ahora es Jaibanakus, una banda que combina lo tribal, el trópico y la electrónica, con visos de rock.

En 2016 lanzaron su esperado debut “Tropikalismo salvaje”, que es también el nombre con el que han decidido bautizar su sonido. Letras románticas, motivadoras y desgarradoras con toques existencialistas, combinadas con secuencias que van desde la psicodelia hasta lo tropical, y un cuarteto básico como de banda del rock en escena: eso es Jaibanakus.
 
 

Gavilla Changoreta

En el escenario un guitarrista y un bajista dignos de una banda de metal contrastan con una percusión que tiene como base canecas de basura y elementos de plástico. Todo esto se complementa con un frontman de voz aguda con una pinta de aire indígena y todo el sabor del pacífico.

Sus canciones pueden transitar entre lo absurdo, lo trivial y lo profundo, y su sonido es un funk bastante eléctrico que motiva a moverse como sea. No es precisamente música para bailar, pero hay algo en ella que anima, alegra y divierte. Se definen como “pachanga cruda”, y su primer disco relaja ese espíritu en cada una de sus canciones.

 

Xol

Es un cuarteto que se forma en Giradota, al norte de Medellín, y que en este proyecto combina todas sus inquietudes musicales. En Xol lo acústico, lo eléctrico, las atmósferas y lo ancestral se combinan. El resultado son canciones evocadoras, con letras crípticas en algunos pasajes, y que proponen un viaje a través de los sonidos, tal como el que hace honor a su nombre (“Xol” son las siglas de una de las rutas de tren que recorría el país en los tiempos del ferrocarril).

Hace un par de meses lanzaron “Vestigios” su ópera prima, con la que han comenzado a circular en procesos musicales locales y regionales. La experimentación arriesgada en sus canciones y la conexión con las raíces que también hace parte de su búsqueda conceptual son parte del sistema vertebral de este proyecto.