Niños de escasos recursos tendrán 8.000 razones para sonreír en esta Navidad



La Fundación Corazón en Parches se trazó la tarea de recolectar 8000 juguetes, nuevos o usados, para llevar alegría a niños de Santander y La Guajira.

Laura Contreras
Por: Laura Contreras - Miércoles, 21 Diciembre, 2016 - 16:29

Cualquier buena intención, por pequeña que sea, puede marcar la diferencia. Esa ha sido siempre la apuesta de Corazón en Parches, una iniciativa liderada por jóvenes universitarios que inició en Bucaramanga y que por más de nueve años se ha dedicado a llevar sonrisas a niños enfermos de cáncer en hospitales de la ciudad. En esta oportunidad llevan sus acciones fuera de las clínicas para brindar un momento especial a comunidades vulnerables a través de su campaña ‘El regalo más grande’

La meta es ambiciosa: beneficiar a más de 8.000 niños y niñas de Santander y La Guajira que se encuentran en hogares de paso u otras organizaciones, y quienes difícilmente podrían recibir un regalo en esta Navidad sin el apoyo de las donaciones. Esperan lograr el objetivo antes del 24 de diciembre.

“Este es un proyecto que ha ido creciendo, que inició con regalitos que dábamos a niños en los hospitales y ahora ya vamos fuera de Santander. El amor por ayudar y el altruismo han logrado que esto sea posible y eso es lo que representa realmente ‘El regalo más grande’”, expresa Julián Vargas Hernández, voluntario de la fundación.

A través de una caravana, los voluntarios de Corazón en Parches recorrerán 25 organizaciones llevando regalos a todos los niños, que pueden ser no solamente juguetes, sino ropa, kits escolares e incluso instrumentos musicales. Gran parte de esta recolección será enviada también a La Guajira, donde junto a la Fundación Mica, además de regalos, se donarán bicicletas.

Así, la suma de todas las voluntades será ‘El regalo más grande’ que por un momento llenará de alegría la vida de estos niños de 0 a 17 años.  En el área metropolitana de Bucaramanga se encuentran cinco centros de recolección donde se pueden llevar las donaciones e incluso se puede coordinar la entrega de estos artículos a través de Facebook, para que pueda realizar su donación sin salir de casa.

“Esta actividad consiste realmente en ser humanos, y eso implica dar a los demás y ponerse en los zapatos del otro. Lo que realmente nos mueve no es un objeto, es realmente una emoción. La invitación no es solo a dar un regalo, sino a ser persona, abrazar, dar amor, afecto. Ahí es donde radica la felicidad, en entender que las pequeñas cosas se convierten en grandes cuando lo hacemos de corazón”, finaliza Julián.

Si desean apoyar esta iniciativa o conocer más, pueden visitarlos en su página de Facebook o a través de la Página Web.

Laura Contreras Leer más de
Laura Contreras