HARDCORE HENRY… LA FANTASÍA DE TODO GAMER HECHA PELÍCULA



Esta hazaña del cine ruso y estadounidense, mezcla entre acción y experimentación, se postula como una pieza de culto para la cultura y los entusiastas de los videojuegos.

Recomendaciones cinematográficas
Recomendaciones cinematográficas
Iván Samudio
Por: Iván Samudio - Lunes, 23 Mayo, 2016 - 13:35

Hace algunos meses durante una emisión de La Clase, tuvimos la oportunidad de comentar el estreno en Estados Unidos de la película Hardcore Henry (2015). Cinta de acción dirigida por Illya Naishuller, presentada durante la edición 2015 del Festival de Cine Toronto, donde generó una competida riña entre Lionsgate, Universal y STX Enterteinment, por adquirir sus derechos de distribución para otros países.

Producciones de acción vemos de muchos tipos y colores en el mercado cinematográfico, pero lo que hace especial a ésta, es que fue grabada íntegramente desde una perspectiva subjetiva, creando una experiencia explosivamente cercana al videoclip de Smack My Bitch Up de Prodigy, pero con todo el imaginario contemporáneo de un videojuego tipo Shooter en Primera Persona.

La película se caracteriza por su notorio enfoque de ciencia ficción, ya que segundo a segundo se va incrementando la tensión, todo dentro de una historia cargada de tramas, engaños y venganzas. La historia es sobre un hombre en busca de respuestas frente a un pasado olvidado, pero además, envuelto en un conflicto que implicaría la dominación global a partir de una tecnología avanzada.

Desde el comienzo encontramos a Henry, un hombre cibernéticamente modificado que despierta en un laboratorio sin recordar absolutamente nada de su pasado. Allí se encuentra con su esposa Estelle, una científica experta en esta rama del conocimiento, quien le confiesa haber tenido que experimentar con su cuerpo, primero por salvarle la vida tras un brutal accidente y segundo para finalizar este ambicioso proyecto.

Desafortunadamente aparece en escena Akan, un súper terrorista dotado de extrañas habilidades que termina capturando a Estelle, pidiendo por rescate la entrega de Henry para así replicar su tecnología y emprender una invasión mundial. En esta misión aparecerán recuerdos del pasado que ayudarán al protagonista a saber sobre sí mismo junto a aliados como Jimmy, un científico bastante particular con objetivos cercanos por detener a este villano y su siniestro plan.

Cuando se ven las imágenes del tráiler, junto con el consecutivo desarrollo de la cinta, es imposible no ver su directa relación con los videojuegos, donde por supuesto vemos cómo sus realizadores entienden y comprenden lo que este género del entretenimiento electrónico puede traer consigo para al campo del cine de acción. La experiencia al momento de verla llega a ser tan vertiginosa como cuando se disfruta de un First Person Shooter contemporáneo, cada segundo hay acciones por parte de los enemigos y reacciones del protagonista o viceversa. Un nivel de adrenalina muy cercano al que se puede experimentar en títulos como Bioshock, Bulletstorm, Mirror’s Edge o Dying Light.

Además, es un producto consecuente con una estética revival de los años 80, ya que la música juega un papel complementario de manera interesante, evidenciando el influyente rastro de películas recientes como Kung Fury, Hobo With A Shotgun y Turbo Kid.

El resultado de esta cinta es sobresaliente, viendo además que los métodos con que fue hecha relucen ante la premisa de que “A Falta De Recursos Surge La Creatividad”. Hardcore Henry fue elaborada con cámaras GoPro Hero 3, éstas se instalaron en una máscara especial para que se sintiera la perspectiva en primera persona de una manera más real. Este experimento, con todas sus características de rodaje, demuestra que hubo un proceso riguroso, meticuloso y por ende extenso, donde el storyboard se desarrolló de manera sumamente detallada para así poder conseguir resultados igualmente sorprendentes.     

Además el filme cuenta con un reparto interesante que cumple con las características de la obra, pero que sin lugar a dudas cuenta con un peso pesado como el de Sharlto Copley, quien en años recientes ha relucido por participar en proyectos similares, como District 9 y Chappie. Aquí, interpretando al científico Jimmy, se roba todo el show de la cinta, ya que encarna a un hombre con múltiples personalidades que hace aparición durante diversos momentos, convirtiéndose por extraño que parezca, en un referente obligado al del personaje de Kenny en South Park.

Por supuesto, a lo largo de ésta encontramos un sinnúmero de referencias y homenajes, tanto de otras películas como a videojuegos, percibiendo la influencia de grandes franquicias como Payday y Hitman. Además de la presencia por breves instantes de publicidad asociada a juegos como Left 4 Dead y cintas de horror como It Follows.

La única desventaja notoria que tiene Hardcore Henry, curiosamente está relacionada con los videojuegos, ya que el espectador empieza a sentir cierto cansancio visual sobre la última media hora. Un efecto que ocurre de forma similar cuando se juegan títulos de acción por periodos extensos debido a ese mismo sentido vertiginoso previamente descrito.

Esta cinta ha sido un llamado a los fanáticos de este tipo de entretenimiento, quienes dentro de sus círculos la han alabado como una producción extraordinaria, logrando lo que ninguna adaptación de un videojuego llegó a conseguir. Sin embargo, su estreno a nivel mundial tuvo recaudos supremamente bajos, por lo cual está adquiriendo su estatus como filme de culto.

 

Iván Samudio Leer más de
Iván Samudio